El trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Trabajo una Bendición

El trabajo es el canal escogido por Dios para bendecirnos materialmente, en todo el sentido de la palabra “BENDICION” pero Muchas personas creen que el trabajo llegó a lahumanidad como una maldición por haber el hombre caído en pecado. Esta idea se deriva de una mala interpretación de Génesis 3:17-19. Las palabras “con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta quevuelvas a la tierra” no significan que antes de la caída del hombre en pecado no había trabajo, sino más bien, que esta actividad instituida por Dios se tornaría complicada y dificultosa por estar latierra bajo la maldición del pecado.
El trabajo como actividad del hombre que va encaminado a un fin, mediante el cual transforma y adapta los objetos de la naturaleza para dar satisfacción a susnecesidades o como toda actividad productiva del hombre, no se ha referido en particular a ese hombre individualmente considerado, sino que se da en medio de relaciones sociales donde no todosdesarrollan las mismas actividades, en las que unos entregan su capacidad en una labor para otros, quienes a su vez, a cambio les pagan el esfuerzo, físico o mental, por la labor realizada. El resultado de lalabor, fruto del esfuerzo físico o intelectual, le pertenece al que paga. Mientras, el que trabaja debe comparar lo que hizo para la satisfacción de sus necesidades.
Pues bien, esta actividad que nosiempre ha sido libre, se ha desarrollado en la historia socialmente, contando con unas características específicas y generando una cantidad de remuneración, determinando así de esta manera etapas omodos de producción, los que a su vez han caracterizado el tipo de relaciones que se han dado entre los hombres y las luchas que se han librado para transformar tales modos.
De ninguna manera podemosconcluir que hoy trabajamos por causa del pecado. De hecho, la Biblia nos presenta que el trabajador por excelencia es Dios mismo. Dios no es ningún holgazán, perezoso y desobligado. Jesús dijo:...
tracking img