El valor de educar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2814 palabras )
  • Descarga(s) : 22
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El
 valor
 de
 educar:
 opinión
 de
 Fernando
 Savater*
 
 
El
 primer
 objetivo
 de
 la
 escuela
 es
 la
 fabricación
 de
 ese
 ser
 humano
 igualitario,
 racional,
 capaz
 de
  participar
  de
  forma
  crítica
  en
  una
  sociedad
  democrática,
  ciudadano
  de
  un
  mundo
 en
  el
  que
  las
  fronteras
 van
 a
 significar
 cada
 vez
 menos.
 La
 escuela
 debe
 formar
 seres
 humanos
 más
 libres.
  Pero
 la
 libertad
 es
 algo
 –y
 quizás
 sea
 esta
 su
 paradoja–
 a
 lo
 que
 se
 llega
 por
 medio
 de
 la
  disciplina.
 La
 libertad
 está ligada
 a
 una
 cierta
 disciplina
 que
 enseña
 que
 hay
 que
 responsabilizarse
  de
  las
  opciones
  que
  se
  toman,
  a
  una
  capacidad
  de
  responder
  cuando
  uno
  ha
  realizado
  una
  determinada
 acción,
 a
 saber
 que
 las
 cosas
 tienen
 un
 precio,
 que cuestan,
 y
 que
 entonces
 no
 todo
  da
 igual,
 sino
 que
 unas
 cosas
 piden
 unas
 consecuencias
 y
 otras,
 otras.
 Todo
 eso
 forma
 parte
 de
 la
  libertad.
  La
  escuela
  también
  debe
  fomentar
  la
  pasión
  por
  el
  conocimiento,
  y
  para
  ello
  puede
  aprovechar  la
  curiosidad
  de
  los
  niños,
  que
  es
  algo
  que,
  afortunadamente,
  forma
  parte
  de
  la
  condición
 humana.
 Todos
 los
 seres
 humanos,
 los
 niños
 más
 que
 nadie,
 estamos
 ávidos
 de
 saber
 y
  de
 enterarnos
 de
 cosas.
 A
 veces
 se
 dice
 que
 hay que
 dejar
 al
 niño
 ser
 él
 mismo,
 pero
 el
 niño
 no
  tiene
  ningún
  interés
  en
  ello;
  lo
  que
  le
  gusta
  es
  conocer
  el
  mundo,
  hacer
  lo
  que
  no
  es
  él,
  precisamente.
 El
 problema
 del
 maestro
 no
 es
 tanto
 despertar
 la
 curiosidad por
 lo
 que
 no
 se
 sabe,
  es
 decir,
 aumentar
 la
 información,
 sino
 suprimir
 la
 información
 falsa,
 superflua,
 y
 profundizar
 en
 la
  que
 cuenta.
  La
  idea
  de
  que
  la
  educación
  es
  todo
  memorización
  es
  un
  poco
  absurda,
  y
  ha
  llevado
  a
 una
  memorización
  excesiva.
  Pero
  la
  memoria
  forma
  parte
  inseparable
  de
  la
  inteligencia;
  no
  puede
  haber
  inteligencia
  sin
  memoria.
  Cultivar
  la
  memoria,
  incluso
  como
  puro
  ejercicio,
  aunque
  los
  contenidos
  memorísticos
  luego
  vayan
  a
  olvidarse,
 aprender
  a
  recordar
  y
  aprender
  también
  a
  olvidar
 para
 recordar
 otras
 cosas,
 es
 parte
 del
 desarrollo
 de
 cualquier
 inteligencia.
 Así
 pues,
 una
  educación
  basada
  exclusivamente
  en
  la
  memoria
  es
  reductiva
  y
  puede
  ser
  tiránica.
  Pero
  una
 educación
 que
 deja
 de
 lado
 absolutamente
 la
 memoria
 o
 que
 la
 descarta,
 evidentemente
 es
 una
  educación
 que
 no
 va
 a
 desarrollar
 la
 inteligencia.
  Las
 pedagogías
 progresistas,
 por
 sus
 excesos,
 han
 renunciado
 a
 una
 serie
 de
 cosas
 que
 son
  realmente...
tracking img