El vendedor mas grande del mundo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (871 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO
Trata de Harfid, él era un vendedor muy rico que vendía pieles, joyas cuadros, estatuas de roma y otros países, también vendía nuez higos, etc. Un día, él ya eraviejo, Harfid ya había sido feliz con su esposa e iba a repartir todas sus riquezas entre los que siempre le han sido fieles, en especial a su tendedor de libros Erasmo, a él le iba a compartir unsecreto que jamás le había compartido a nadie excepto a su esposa, era un secreto que guardaba en una torre resguardada por un guardia; subieron en el interior se hallaba un cofre que contenía pergaminosde cuero los cuales contenían secretos para hacerse rico; Erasmo pregunto porque no los había compartido, y Harfid le contesto que él había hecho una promesa hace muchos años y que el sabría el momentode compartir los secretos…
En fin Erasmo bajo de la torre y Harfid miro el cofre y recordó que el de joven tenía un patrón llamado Pathros muy rico, Harfid le pidió que si le enseñaba a ser vendedorporque ser vendedor tenía grandes oportunidades para alcanzar las riquezas; Pathros acepto y le dijo que vendiera uno de sus más hermosos mantos al pueblo de belén y le dijo que no volviera si nolograba conseguir el manto… estaba ya en belén y no conseguía vender el manto; fue a una cueva a descansar adentro se encontró una mujer y un hombre alumbrados solamente por una vela, en el piso unpesebre con un bebé recién nacido cubierto solo por unos delgados mantos de mujer y hombre, Harfid los miro y les dio el manto que les había dado Pathros, la mujer se acercó y le dio un beso, luego Harfidsalió de la cueva miro las más brillante estrella y luego soltó unas cuantas lágrimas y luego volvió de regreso a Jerusalén.
Harfid iba preguntándose por qué había regalado el manto y que le ibadecir a Pathros.
Cuando llego y estaba frente a Pathros le pregunto ciertas cosas… luego comenzó a hurgar en las alforjas del asno al ver que estaban vacías exclamo -¡has conseguido el éxito!- se...
tracking img