El viaje en el cine boliviano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4207 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Viajes, migraciones y éxodos, la diáspora del cine boliviano
M.Ph. Franchesco Díaz Mariscal

El cine llegó a Bolivia en 1897.[1] Pero es recién hacia la década de los años 20 del siglo precedente que los cineastas nacionales se animan a hacer producciones argumentadas. El pionero es José María Velasco Maidana, quien el año del Centenario de la República intenta estrenar La Profecía delLago, pero el ríspido tema de un amorío –im-posible para ese entonces– entre un pongo y una niñita bien impidió su concreción. Cuatro años más tarde, con argumento de Antonio Díaz Villamil, Velasco vuelve por sus fueros y produce Wara Wara, historia de amor entre la hija del curaca Calicuma y el capitán español Tristán de la Vega. Desde entonces, poco más ó menos, el tema del viaje ha estadopresente, de manera tácita o implícita, en la cinematografía nacional hasta el día de hoy.
Para los efectos de la presente ponencia, dividiremos las realizaciones cinematográficas nacionales en tres: las que tienen el éxodo –a mi entender viaje– como un soporte accesorio, casi un pretexto, para que su trama se desate ó fluya; las que concentran una migración como eje central de la trama, sobretodo en una carretera (road movies); y aquellas donde se lo menciona o infiere, pero no llega a ser parte sustancial de la narración. La inclusión es en orden cronológico, tomando su fecha de estreno.

El viaje como soporte accesorio de la trama
Este segmento de filmes se inaugura con Hacia la Gloria (1932), dirigida por Mario Camacho, José Jiménez, Raúl Durán y Arturo Bo,[2] conguión de los dos primeros. Esta accidentada producción –que intentó ser una película denominada El Hijo del Choqueyapu y acabó convirtiéndose en una suerte de panegírico patriótico–, tiene en su personaje central una suerte de Moisés altiplánico, rescatado de las aguas del río paceño por una pareja de campesinos que después le ve tornar a la capital, donde acabará convirtiéndose en aviador y será unhéroe en el conflicto bélico con Paraguay.
Ukamau (Así es, 1966), ópera primera en largometraje de Jorge Sanjinés, tiene como tema central la venganza, mas el viaje de Andrés y su ausencia son, en cierta medida, los que desencadenan todo. Algo parecido puede decirse de Yawar Mallku (Sangre de Cóndor, 1969), donde la familia del Mallku herido debe trasladarlo hasta la ciudad para intentarsalvar su vida, sufriendo en carne propia la discriminación urbana, pese al hermano que vive allí y maneja algunos códigos citadinos. La denuncia social es lo más importante del filme –habiéndole conseguido su selección entre los cien que la Unicef conservaría como patrimonio de la humanidad–, y hace que esta migración forzada pase a un segundo plano.
En 1974, acontece el debut de AntonioEguino con Pueblo Chico, cuyo guión es de Óscar Soria. El protagonista regresa desde Argentina a su pueblo natal en Chuquisaca, donde se desencanta con lo que encuentra: división de clases, la revolución agraria de 1953 inconclusa y las frustraciones que conlleva. Arturo, personaje central, acaba volviendo a irse, dejando atrás su pueblo natal y un conato amoroso con una lugareña encarnada por ZulmaYugar. Quizás lo más interesante para el fin de esta exposición sea el asunto del desencanto. ¿Qué hubiera ocurrido si después de tanta brega por tornar a su pueblo, Ulises se hubiera planteado soltar amarras de nuevo porque no le gustó lo que hallaba? Claro, el universo planteado por Homero se hubiera hecho trizas, pero quizás a la juventud actual el relato le resultaría más grato por no tener,como la cinta de Eguino, un desenlace predecible. Pero ambas, por supuesto, son meras especulaciones mías.
El realizador vuelve a tocar de refilón el asunto migratorio en Chuquiago[3] (1977), hasta hoy la película boliviana más exitosa en taquilla, guionizada por Óscar Soria. Isico, el niño aymara, deja su comunidad para vivir en la capital que lo deslumbra y en la cual se pierde apenas ha...
tracking img