El viejo que leia novelas de amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (287 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN VIEJO QUE LEEIA NOVELAS DE AMOR

CAPÍTULO I:
La novela se inicia con un cuadro que nos sitúa en una aldea perdida en el Amazonas, El Idilio. Un dentista hace sutrabajo subido a una diminuta tarima sobre la que ha colocado un sillón de barbero. Trabaja en vivo, sin más anestesia que el aguardiente; mientras, despotrica delGobierno e insulta a los clientes para que dejen de quejarse. Es un dentista itinerante que llega en El Sucre, el barco que de tiempo en tiempo acerca la civilización ala aldea, en realidad una caja flotante cuya llegada siempre constituye un acontecimiento.
Entre los espectadores de la escena encontramos por primera vez en lanovela a los mal llamados “jíbaros”, nombre con que los españoles bautizaron a los shuart y que se mantiene para designar a aquellos que, degradados y envilecidos por lascostumbres de los blancos, han sido rechazados por su propio pueblo: “Había una enorme diferencia entre un shuart altivo y orgulloso, conocedor de las secretas regionesamazónicas, y un jíbaro […]” (pág. 17).
Acabado su trabajo, el dentista, Raimundo Loachamín, se ve obligado a esperar hasta la salida del barco: unos indígenasllegan con el cadáver de un hombre blanco. Para hacer tiempo se sienta junto a un viejo, Antonio José Bolívar Praño. Su trato es de confianza, el viejo le lleva la cuentadel número de extracciones que realiza, 27 en total. El hecho nos traslada en la memoria de los personajes hasta el día que extrajo todos los dientes a un buscador deoro borracho por una apuesta. El relato regresa al presente con un “Sí, aquellos eran buenos tiempos”. El capítulo se cierra con las dos canoas llevando el cadáver.
tracking img