El vuelo de los cóndores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3269 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FICHA DE ANÁLISIS DE OBRA
“EL VUELO DE LOS CÓNDORES”

I.- DATOS GENERALES:

1.1 TÍTULO : El vuelo de los Cóndores
1.2 AUTOR : Abraham Valdelomar
1.3 GÉNERO : Narrativo
1.4 ESPECIE : Cuento
1.5 Nº PÁGINAS : 194
1.6FORMA DE EXPRESIÓN : Prosa

II.- DATOS DEL AUTOR:

2.1 NOMBRE : Abraham Valdelomar
2.2 NACIMIENTO : 27 de abril de 1888 - ICA
2.3 DEFUNCIÓN : 03 de noviembre 1919 (31 años) Ayacucho
2.4 OCUPACIÓN : Escritor - Periodista
2.5 NACIONALIDAD : peruana


III.- CAPÍTULOS DE LA OBRA:

La obra está dividida en sietecortos capítulos:

I

Aquel día demoré en la calle y no sabía qué decir al volver a casa. A las cuatro salí de la escuela, deteniéndome en el muelle, donde un grupo de curiosos rodeaba a unas cuantas personas. Metido entre ellos supe que había desembarcado un circo.

-Ese es el barrista -decían unos, señalando a un hombre de mediana estatura, cara angulosa y grave, que discutía con losempleados de la aduana.

-Aquel es el domador:

Y señalaban a un sujeto hosco, de cónica patilla, con gorrita, fuete y cierto desenfado en el anclar. Le acompañaba una bella mujer con flotante velo lila en el sombrero; llevaba un perrillo atado a una cadena y una maleta.

-Este es el payaso, dijo alguien.

El buen hombre volvió la cara vivamente: -¡Qué serio!

-Así son en la calle.

Eraeste un joven alto, de movibles ojos, respingada nariz y ágiles manos. Pasaron luego algunos artistas más; y cogida de la mano de un hombre viejo y muy grave, una niña blanca, muy blanca, sonriente, de rubios cabellos lindos y morenos ojos. Pasaron todos. Seguí entre la multitud aquel desfile y los acompañé hasta que tomaron el cochecito, partiendo entre la curiosidad bullanguera de las gentes.Yo estaba dichoso por haberlos visto. Al día siguiente contaría en la escuela quiénes eran, cómo 'eran, y qué decían. Pero encaminándome a casa, me di cuenta de que ya estaba obscureciendo. Era muy tarde. Ya habrían comido. ¿Qué decir? Sacome de mis cavilaciones una mano posándose en mi hombro.

-¡Cómo! ¿Dónde has estado?

Era mi hermano Anfiloquio. Yo no sabía qué responder.

-Nada -apuntécon despreocupación forzada- que salimos tarde del colegio...

-No puede ser, porque Alfredito llegó a su casa a las cuatro y cuarto...

Me perdí. Alfredito era hijo de don Enrique, el vecino, le había preguntado por mí y había respondido que salimos juntos de la Escuela. No había más. Llegamos a casa. Todos estaban serios. Mis hermanos no se atrevían a decir palabra. Felizmente, mi padre noestaba y cuando fui a ciar el beso a mamá, ésta sin darle la importancia de otros días, me dijo fríamente:

-Cómo, jovencito, ¿éstas son horas de venir? Yo no respondí nada. Mi madre agregó: -¡Está bien!...

Metime en mi cuarto y me senté en la cama con la cabeza inclinada.

Nunca había llegado tarde a mi casa. Oí un manso ruido: levanté los ojos. Era mi hermanita. Se acercó a mí tímidamente.-Oye -me dijo tirándome del brazo y sin mirarme de frente- anda a comer...

Su gesto me alentó un poco. Era mi buena confidente, mi abnegada compañera, la que se ocupaba de mí con interés como de ella misma.

-¿Ya comieron todos?, le interrogué.

-Hace mucho tiempo. ¡Si ya vamos a acostamos! Ya van a bajar el farol...

-Oye, le dije, ¿y qué han dicho?...

-Nada; mamá no ha queridocomer. ..

Yo no quise ir a la mesa. Mi hermana salió y volvió al punto trayéndome a escondidas un pan, un plátano y unas galletas que le habían regalado en la tarde.

-Anda, come, no seas zonzo. No te van a hacer nada .. Pero eso sí, no lo vuelvas a hacer.

-No, no quiero.

-Pero oye, ¿dónde fuiste? ...

Me acordé del circo. Entusiasmado pensé en aquel admirable circo que había llegado,...
tracking img