El yo y el ello

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 94 (23482 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL

YO Y

EL ELLO
1923
Sigmund Freud

El yo y el ello.
Das Ich und das Es Ediciones en alemán 1923 Leipzig, Viena y Zurich: Internationaler Psychoanalytischer Verlag, 77 págs. 1925 GS, 6, págs. 351-405. 1931 Theoretische Schriften, págs. 338-91. 1940 GW, 13, págs. 237-89. 1975 SA, 3, págs. 273-330. Traducciones en castellano 1924 El yo y el ello. BN (17 vols.), 9, págs. 237-96.Traducción de Luis López-Ballesteros. 1943 Igual título. EA, 9, págs. 227-81. El mismo traductor. 1948 Igual título. BN (2 vols.), 1, págs. 1213-34. El mismo traductor. 1953 Igual título. SR, 9, págs. 191-237. El mismo traductor. 1967 Igual título. BN (3 vols.), 2, págs. 9-30. El mismo traductor. 1974 Igual título. BN (9 vols.), 7, págs. 2701-28. El mismo traductor. Este libro apareció en la tercera semanade abril de 1923, si bien Freud ya venía pensando en él al menos desde julio del año anterior (Jones, 1957, pág. 104). El 26

de setiembre de 1922, en el 7º Congreso Psicoanalítico Internacional celebrado en Berlín (el último al que asistió), leyó un breve trabajo titulado «Etwas vom Unbewussten» {Consideraciones sobre lo inconsciente}, que preanunciaba el contenido de la presente obra. Esetrabajo no se publicó, pero un resumen de él apareció en Internationale Zeitschrift für Psychoanalyse, 8, nº 4, pág. 486, y aunque no se sabe con certeza si fue escrito por Freud, vale la pena reproducirlo:

Prólogo
Las siguientes elucidaciones retoman ilaciones de pensamiento iniciadas en mi escrito Más allá del principio de placer (1920g), y frente a las cuales mi actitud personal fue, como ahíse consigna, la de una cierta curiosidad benévola. Recogen, pues, esos pensamientos, los enlazan con diversos hechos de la observación analítica, procuran deducir nuevas conclusiones de esta reunión, pero no toman nuevos préstamos de la biología y por eso se sitúan más próximas al psicoanálisis que aquella obra. Tienen el carácter de una síntesis más que de una especulación, y parecen haberseimpuesto una elevada meta. Yo sé, empero, que se detienen en lo más grueso, y admito enteramente esta limitación. Además, se refieren a cosas que hasta ahora no han sido tema de la elaboración psicoanalítica, y no pueden dejar de convocar muchas teorías que tanto no analistas como ex analistas adujeron para apartarse del análisis. Siempre estuve dispuesto a reconocer mis deudas hacia otrostrabajadores, pero en este caso me siento liberado de esa obligación. Si el psicoanálisis no apreció hasta el presente ciertas cosas, no se debió a que desconociera sus efectos o pretendiera desmentir su importancia. Fue porque seguía un determinado camino, por el cual no había avanzado lo suficiente. Y finalmente, cuando pasa a

hacerlo, esas mismas cosas se le presentan diversas que a los otros.Conciencia e inconsciente1
En esta sección introductoria no hay nada nuevo que decir, y es imposible evitar la repetición de lo ya dicho
1 «Consideraciones sobre lo inconsciente.» «El disertante repite la conocida historia de desarrollo del concepto de inconsciente" en el psicoanálisis. "Inconsciente" es al comienzo un término meramente descriptivo que, por consiguiente, incluye a lo latente por elmomento. Empero, la concepción dinámica del proceso represivo fuerza a dar a lo inconsciente un sentido sistemático, de suerte que se lo equipara a lo reprimido. Lo latente, inconsciente sólo de manera temporaria, recibe el nombre de "preconsciente" y se sitúa, desde el punto de vista sistemático, en las proximidades de lo consciente. El doble significado del sustantivo "inconsciente" haconllevado ciertas desventajas difíciles de evitar, y que no son sustanciales. Pero se demuestra que no es factible hacer coincidir lo reprimido con lo inconsciente, y el yo con lo preconsciente y lo consciente. El disertante elucida los dos hechos que prueban que también dentro del yo hay un inconsciente que desde el punto de vista dinámico se comporta como lo inconsciente reprimido, a saber: la...
tracking img