El yo y el ideal del yo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1793 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
XI
UNA FASE DEL YO
Cuando pasamos a examinar la vida del individuo de nuestros días, teniendo presentes
las diversas descripciones complementarias unas de otras, que los autores nos han dado,
de la psicología colectiva, vemos surgir un cúmulo de complicaciones muy apropiado
para desalentar toda tentativa de síntesis. Cada individuo forma parte de varias masas, se
halla ligado, poridentificación, en muy diversos sentidos, y ha construído su ideal del
Yo conforme a los más diferentes modelos. Participa así, de muchas almas colectivas,
las de su raza, su clase social, su comunidad confesional, su estado, etcétera, y puede,
además, elevarse hasta un cierto grado de originalidad e independencia. Tales
formaciones colectivas permanentes y duraderas producen efectos uniformes, que nose
imponen tan intensamente al observador como las manifestaciones de las masas
pasajeras, de rápida formación, que han proporcionado a Le Bon los elementos de su
brillante característica del alma colectiva, y precisamente en estas multitudes ruidosas y
efímeras, superpuestas, por decirlo así, a las otras, es en las que se observa el milagro de
la desaparición completa, aunque pasajera, detoda particularidad individual.
Hemos intentado explicar este milagro, suponiendo que el individuo renuncia a su ideal
del Yo, trocándolo por el ideal de la masa, encarnado en el caudillo. Añadiremos, a
título de rectificación, que el milagro no es igualmente grande en todos los casos. El
divorcio entre el Yo y el ideal del Yo, es en muchos individuos poco marcado. Ambas
instancias aparecen aúncasi confundidas y el Yo conserva todavía su anterior contentoSigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo
narcisista de sí mismo. La elección del caudillo queda considerablemente facilitada en
estas circunstancias. Bastará que el mismo posea, con especial relieve, las cualidades
típicas de tales individuos y que dé la impresión de una fuerza considerable y una gran
libertadlibidinosa, para que la necesidad de un enérgico caudillo le salga al encuentro y
le revista de una omnipotencia a la que quizá no hubiese aspirado jamás. Aquellos otros
individuos, cuyo ideal del Yo no encuentra en la persona del jefe una encarnación por
completo satisfactoria, son arrastrados luego «sugestivamente», esto es, por
identificación.
Reconocemos que nuestra contribución alesclarecimiento de la estructura libidinosa de
una masa se reduce a la distinción entre el Yo y el ideal del Yo y a la doble naturaleza
consiguiente del ligamen -identificación y substitución del ideal del Yo por un objeto
exterior-. La hipótesis que postula esta fase del Yo y que, como tal, constituye el primer
paso del análisis del Yo, habrá de hallar poco a poco su justificación en los sectores másdiversos de la psicología. En mi estudio «Introducción del narcisismo» he intentado
reunir los datos patológicos en los que puede apoyarse la distinción mencionada, y todo
nos lleva a esperar, que un más profundo estudio de la psicosis ha de hacer resaltar
particularmente su importancia. Basta reflexionar que el Yo entra, a partir de este
momento, en la relación de un objeto con el ideal del Yopor él desarrollado, y que
probablemente, todos los efectos recíprocos desarrollados entre el objeto exterior y el
Yo total, conforme nos lo ha revelado la teoría de la neurosis, se reproducen ahora
dentro del Yo.
No me propongo examinar aquí sino una sola de las consecuencias posibles de este
punto de vista, y con ello, proseguir la aclaración de un problema que en otro lugar hube
de dejarinexplicado. Cada una de las diferenciaciones psíquicas descubiertas representa
una dificultad más para la función anímica, aumenta su inestabilidad y puede constituir
el punto de partida de un fallo de la misma, esto es de una enfermedad. Así, el
nacimiento representa el paso desde un narcisismo que se basta por completo a sí
mismo, a la percepción de un mundo exterior variable y al primer...
tracking img