El zarco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 224 (55769 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ignacio Manuel Altamirano “El Zarco”
Material Protegido por Derechos de Autor de la Presente Edición La Publicación de este Texto esta realizada con Fines de Difusión Cultural Página 1

Índice
Presentación de Chantal López y Omar Cortés.

I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. X. XI. XII. XIII. XIV. XV. XVI. XVII. XVIII. XIX.

Yautepec El terror Las dos amigas Nicolás El Zarco Laentrevista La adelfa Quién era el Zarco El búho La fuga Antonia La carta El comandante Pilar El amor bueno Un ángel La agonía Entre los bandidos Xochimancas

Material Protegido por Derechos de Autor de la Presente Edición La Publicación de este Texto esta realizada con Fines de Difusión Cultural

Página 2

XX. XXI. XXII. XXIII. XXIV. XXV. XXVI.

El primer día La orgía Martín Sánchez Chagollán Elasalto El presidente Juárez El albazo Fin

Material Protegido por Derechos de Autor de la Presente Edición La Publicación de este Texto esta realizada con Fines de Difusión Cultural

Página 3

Fotografía: de Ignacio Manuel Altamirano

PRESENTACIÓN
Un México convulso, agobiado por las guerras internas; con una Hacienda Pública en franca bancarrota; un México en el que el predominio de lasgavillas de forajidos que agobian regiones enteras, genera un permanente estado de inseguridad y de angustia que día con día la población debe de enfrentar, es el México que sirve de escenario a esta excelente y divertidísima novela del escritor guerrerense Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893). El Zarco, novela que muchos conocedores de la historia literaria mexicana ubican dentro del géneroromántico, fue escrita en 1885 pero publicada ocho años después de la muerte de su autor, en 1901. En esta obra están plasmados el ideario y sentir de Altamirano, tanto a través de los personajes, como en la manera en que eslabona el relato, incluyendo no pocos datos históricos e incluso llegando a veces a pedir disculpas al lector por no poder precisar, por ejemplo, el por qué Xochimancas, el refugiode los plateados, que sirve de marco de referencia a los sucesos, encontrábase en ruinas en la época (alrededor de los años 1861-1862). La meticulosidad de Altamirano en la precisión de los términos y de la historia deviene, fundamentalmente, de su propia concepción acerca del
Material Protegido por Derechos de Autor de la Presente Edición La Publicación de este Texto esta realizada con Fines deDifusión Cultural Página 4

papel que a la novela tocábale representar en el México del último tercio del siglo XIX, en cuanto instrumento de concientización popular. En efecto, una de las principales tesis de Ignacio Manuel Altamirano en relación al papel de la novela en México, era que la consideraba como el instrumento idóneo por medio del cual, era posible elevar la conciencia ycapacidades de las clases humildes mexicanas para que lograsen su superación. Quizá de aquí deviene su persistente tendencia a presentar al héroe de sus novelas, al muchacho chicho de la novela gacha, emergiendo de los pueblos autóctonos. En El Zarco, el papel del héroe es representado por Nicolás, un indígena trabajador y buena onda que debe de soportar el ninguneo y las malas vibras de Manuela, a quienprácticamente le da chorrillo cada que su mama, Doña Antonia, le insinua que le haga caso al buena onda de Nicolás. De manera muy parecida al manejo de sus personajes, Ignacio Manuel Altamirano prácticamente se azota con sus mensajes moralinos, ya que pretende telegrafiar uno a sus lectores en torno a las consecuencias del portarse bien o portarse mal. En El Zarco, Manuela quien es presentada comouna muchacha de belleza sin igual, esto es, todo un cuerito, cometerá el pecado de rechazar a Nicolás por indio y feo, prefiriendo a el Zarco, por blanco y guapo. El evidente desenlace será el trágico destino a que, por ello, será condenada. Paralelamente Pilar, la morenita peor es nada, terminará sacándose el premio mayor al acabar casándose con Nicolás, quien ni la pelaba hipnotizado como...
tracking img