El zorro que perdió la cola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (596 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ZORRO QUE PERDIÓ LA COLA

En las últimas horas de la tarde, un joven zorro paseaba irreflexivamente por los bosques cuando, ¡zas!, pisó una trampa de acero y quedó atrapada en él su peluda cola.Hizo todo lo posible por zafarse, pero cuanto más tiraba, con mayor fuerza lo retenía el cepo.
Oscurecía, y un par de veces creyó oir ladrar a los perros. Luego, de pronto, tuvo la seguridad de quelos oía... y adivinó que llegaba el cazador para ver qué había atrapado su trampa.El infortunado zorro pensó con rapidez. No cabía duda. Debía perder la vida ?o su hermosa cola. Sólo disponía de unospocos minutos para huir. Acaso no podría zafarse. Tiró con todas sus fuerzas, se revolcó por el suelo y se retorció hasta que, con un tirón final, quedó libre, dejando su preciosa cola en la trampa.En el preciso instante en que se acercaba, a la carrera, el primero de los salvajes perros, el zorro se internó en el bosque, tambaleándose penosamente. Cruzó un río, para hacer perder el rastro a susperseguidores y se encaminó hacia su guarida.
El zorro estaba tan contento de estar vivo que, durante algún tiempo, no se preocupó mucho por la pérdida de su cola. Pero al día siguiente, cuando seinclinó sobre el arroyo para beber, miró el agua y vio la terrible verdad. Su hermosa cola había desaparecido. ¡Qué raro y feo estaba! Meneó la cabeza tristemente, y al imaginar cómo se burlarían de éllos demás animales, sobre todo los zorros, se internó en el solitario bosque y se ocultó entre la espesa arboleda.
Pero, como todos los zorros, era taimado y, después de trazar varios planes y deurdir diversas tretas, se le ocurrió una idea brillantísima. Estaba seguro de ello.
Apenas amaneció el día siguiente, se unió audazmente a un grupo de hermanos y primos suyos y, antes de que pudierandecir una sola palabra sobre su desaparecida cola, empezó a pronunciar un elocuente discurso.
-No se imaginan qué agradable, cómodo y práctico es estar sin cola -dijo, con aire importante-. No sé...
tracking img