Elementos de la teologia fundamental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen del libro: Elementos de la Teología Fundamental
Conceptos, Contenidos y Métodos
De Donath Hercsik

Cap. 1 La iniciativa Salvífica de Dios

La Revelación Divina
Son sustancialmente dos las vías para conocer a Dios: La Razón y la Revelación. Con la Primera el hombre busca conocer algo del misterio trascendente de Dios, aunque no sin un impulso e iluminación divina. A esto se leconoce como “teología natural”. La revelación, en cambio es “sobrenatural”, ya que supera la posibilidad y las exigencias de la naturaleza humana y por eso, es esencialmente una gracia, un don absolutamente gratuito y no merecido, de parte del hombre que lo recibe. Con la revelación el hombre se convierte en partícipe de la naturaleza divina cuya iniciativa es siempre de Dios. De este modo la elcontenido de la revelación es Dios mismo.
Sin embargo, el hombre por más esfuerzos que haga con la razón, Dios permanece siempre inaccesible y desconocido en la inmensidad del misterio. Esto indica que el hombre puede conocer a Dios sólo en la medida en que él se revela y se manifiesta al hombre por su gracia. Debido a esto personajes como Hermann Samuel Reimarus, Gotthold Ephraim Lessing yJean-Jaques Rousseau negaron fuertemente la revelación afirmando que era una cosa inútil y las escrituras eran un simple producto histórico de la infancia de la humanidad.
Podríamos decir que la revelación es la demostración concreta de una verdad antes ignorada. Puede ser divina si aquel que la revela es Dios o también puede ser del hombre si esta se realiza entre una persona y otra. La revelaciónnatural es aquella que Dios hace por medio de las obras de la creación. A través de ésta, el hombre siente más espontáneamente la presencia de Dios. Por revelación sobrenatural entendemos aquella por que supera las posibilidades y las exigencias de la naturaleza humana. La revelación es exclusivamente iniciativa de Dios, como fruto de su sabiduría y su bondad.
El concilio Vaticano I declara queel objeto de la revelación sobrenatural es Dios mismo. No aislado en su realidad y en sus atributos, sino igualmente en su existencia interior, en su más íntimo misterio y son los decretos eternos de su libre deseo, en otras palabras, no solo lo que respecta a la creación y el poder del mundo y de la historia, sino también aquello que respecta al fin sobrenatural de la humanidad. Basta mencionarel misterio de la encarnación, de la redención y de la adopción de los hombres como hijos de Dios. En el Concilio Vaticano II se pone en evidencia la posición de la iglesia Católica al respecto, ya que la Dei Verbum confirma el hecho verdadero de la revelación, necesario a la iniciativa de Dios.
Después, el Concilio define el objeto de la revelación: Dios se revela a sí mismo y pone enevidencia el misterio de su propósito, para hacer a los hombres partícipes de su naturaleza divina y para llamar y consentir a la comunión con él. Continúa después afirmando que la comunión llega con hechos y palabras íntimamente ligados, de manera que las obras hechas por Dios en el curso de los eventos de la salvación,, revelan y refuerzan la doctrina y la realidad significante de las palabras, y laspalabras afirman las obras y explican el misterio en el contenido.
La revelación sobrenatural viene también mediante los eventos cumplidos por Dios en la Historia de la Salvación. Dios mismo con su presencia, con las palabras y con las obras, con los signos y con los milagros y de un modo particular con si muerte y resurrección, y finalmente con el envío del Espíritu Santo concluye y completa larevelación y la fortalece con el testimonio divino. Por eso, no hay porque esperar ninguna nueva revelación pública, antes de la manifestación gloriosa de Cristo. Esta revelación natural está incluida en los libros del antiguo y nuevo testamento que la iglesia Católica ha definido como divinamente inspirados en el Concilio de Trento.
Así, existe una doble revelación: Una universal para todos...
tracking img