Elespejo del alma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1361 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ESPEJO DEL ALMA

Héctor Abad Faciolince

Hay personas descalzas y personas con zapatos tan rotos y raídos que solamente indican una cosa: soy muy pobre. Y zapatos firmados y muy finos que solamente gritan: soy muy rico. Pero no voy a hablar de estos límites de opulencia o penuria; quiero hablar de los zapatos comunes y corrientes, los de todos los días, los suyos y los míos. Aunque elcriterio suene bajo y rastrero estoy de acuerdo con Nanni Moretti cuando dice: "Por sus zapatos los reconoceréis". ¿A quiénes? Pues a todos. Dice el único Marqués vivo de Medellín que "los zapatos son el espejo del alma". Empecemos por las mujeres y por los extremos se va desde las que usan tacones altísimos, de aguja, frente a las que prefieren el zapato bajo, prácticamente sin tacón. Y entre lasdos, la gama de don Rafael Pombo: "Chanclas, botas y escarpín", mocasines y sandalias, plataforma, medio tacón, zuecos, más la franja total de los colores rojos, blancos, verdes, dorados, plateados, negros, de charol y todo el espectro de marrones. Nunca tuve esposa ni novia de zapatos rojos (salvo por uniforme del colegio) y no puedo ni imaginarme cómo serán esas señoras en la casa, en la cama. Lasveo sí en las fiestas y en los supermercados y andan como demasiado seguras de sí mismas, hablan duro, llaman la atención.

Para mí los zapatos rojos son como un semáforo en ese mismo color: me paran en seco, de ahí no paso, no me acerco ni aunque sea una morena de esas que pisan con garbo. Las de zapatos blancos que no son enfermeras, no logro descifrarlas ni entenderlas tampoco.

En generalprefiero el alma más tímida de las que usan tacón bajo, pero no puedo negar que a las que usan alto se les alargan de manera favorable las piernas y para no irse de bruces se les salen las nalgas, insinuantes. Es una coquetería que les queda bien a las bonitas, solo a las muy bonitas.

Algunas en este eterno verano de los trópicos, se ponen botas altas, invernales, forradas en peluda piel. Laconsecuencia obvia de esta costumbre tonta es una sola: pecueca.

En los hombres, un individuo de botas tejanas, con refuerzo metálico en el tacón. Casi espuelas, y remate hacia arriba en puntudísimo pico, indica ya todo un programa de vida. Yo no sé en Texas, pero aquí demuestran demasiadas ganas de parecer muy macho. Tan macho remacho que es casi sospechoso. El otro extremo son esas zapatillasbajas, delicadas como de cabretilla, casi siempre sin cordones, sobre pies diminutos de china sometida a torturas y vendajes, bajo tobillos gráciles de gacela asustada: ya el interés de parecer muy finos no deja lugar a dudas. Parecen ir rogando por la vida: ¡Cuidado, no me vayan a pisar!

No logro ir mucho más lejos en esta tipología zapatera. No sé definir en dónde está la clave, pero yo intuyo(y casi siempre acierto) cuál es el carácter de una persona con solo mirarle los zapatos y esto no tiene nada que ver con el precio. Que el asunto sea menos frívolo de lo que se piensa nos lo demuestran los dos poetas más grandes de Colombia a principios de siglo.

Que no son los que creen en Bogotá, sino dos magníficos viejos de provincia: León de Greiff y Luis Carlos López. Hay muchas manerasacadémicas de demostrarlo, pero una trivial, aunque segura, es que ambos hablaron del alma, es decir, de los zapatos. "Mi sandalia o mi abarca o mi coturno, no los piséis tumulto tumultuario", advirtió el poeta que vivió en Bolombolo. Y el tuerto es famoso por sus zapatos viejos, que son la imagen perfecta de su cariño por Cartagena. Y del cariño por todo, porque todos los cariños suelen ser así,viejos gastados, cómodos, como los zapatos que nos acompañan por años. Y a propósito: los zapatos hay que estrenarlos al escondido; nada más feo ni más incómodo que un par de zapatos nuevos.

Tomado de la Revista Cromos. Sección: Todavía. Septiembre de 1999.

CAPÍTULO IV (EL PRINCIPITO)
Había así aprendido una segunda cosa muy importante: que su planeta de origen era apenas más grande que...
tracking img