Elia kazan: un cine teatral y comprometido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7333 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“ELIA KAZAN: un cine teatral y comprometido”


Luis Manuel Barrabí Gómez
I de Interpretación

En una ocasión, ya hace unos años cuando comenzaba a interesarme en mis estudios sobre la Interpretación, descubrí una obra de Tennessee Williams que me impresionó enormemente por el conflicto, personajes y las relaciones entre éstos: fue Un tranvía llamadoDeseo (A Streetcar named Desire). A primeras pude acceder al texto y lo devoré, enamorándome de dos de sus personajes: Stanley y Blanche. Yo quería verlos interpretados, quería incluso interpretar a ese polaco bruto como se suele aludir al personaje de Stanley, configurado por Williams. Descubrí una película de 1950 con Marlon Brando y Vivien Leigh. Con la película el texto de Williams cobró vida,ante mis ojos aparecía una puesta en escena realista y de gran detallismo, con personajes interpretados extraordinariamente, llenos de emociones sinceras, alejados de clichés y estereotipos escénicos y con actitudes e implicaciones muy claras con el conflicto central. Brando y Leigh me atraparon con las interpretaciones de una Blanche frágil y desviada y un Kowalsky rudo pero sensible. Como planteaOsman Cortés Argandoña en su artículo El bruto de Kowalski: “(…) La puesta en escena-imagen del cuestionado Kazan es antológica, demostrando su expedición en Williams y una no declarada comprensión de la misoginia dramatúrgica (…)”.Tenía la necesidad de saber quién era el artífice de esa obra de arte y de la dirección actoral: fue entonces cuando apareció Elia Kazan y el Método del “Actor´sStudio”. Kazan había sido el director de una película conmovedora y profundamente sincera, despojada del sistema de estrellas que lucen a artistas individuales en una constante repetición de sus mejores maneras, típico en esta época del cine norteamericano. La ley del silencio y Al este del Edén me enamoraron más del cine de Elia Kazan -muy suyo- y me redemostraron que Marlon Brando, Montgomery Clift oJames Dean pueden, de su mano, hacer personajes memorables que van más allá del sentido puramente artístico de una obra cinematográfica.

“Así son las cosas: soy feliz… en general. (…) Vivo en guardia contra el destino y la fortuna y no cojo el metro”.

Elia Kazan, cuyo verdadero nombre es Elia Kazanjoglous, nace el 7 de septiembre de 1909, en Constantinopla (actual Estambul, Turquía).Pertenece a una familia griega, oriunda de Armenia bajo el dominio turco; es decir, a una de las minorías raciales más duramente oprimidas. El sueño familiar era los Estados Unidos por lo que el padre de Elia parte a Nueva York, donde abre una tienda de alfombras y tejidos orientales. Cuando pudo, hizo traer a toda su familia, y así fue como Elia Kazan llegó a los Estados Unidos, en 1913, apenas a loscuatro años de edad. El artista, a raíz de este cambio, se convierte en un norteamericano de adopción, de formación, ya que no de nacimiento y en un ser con agudos caracteres, a la vez que con una visión crítica, en cierto modo universalista, de la vida del país: condición que va a influir manifiestamente en su obra; como plantea en su libro Los grandes nombres del cine, Manuel Villegas López. Lafamilia se instala en el suburbio de New Rochelle, en el estado de Nueva York, donde el padre logra imponer su negocio, pero donde el niño Elia conocerá directamente la vida difícil de los emigrados, de los judíos, de los negros, de las gentes pobres, que en Estados Unidos son los vencidos, aunque siempre con la ilusión, tenaz e imperecedera, del éxito y la fortuna.
Kazan en una entrevistaconcedida en su casa de Connecticut en agosto de 1971, al crítico cinematográfico Michel Ciment- y de la que beberé en reiteradas ocasiones en este trabajo- habla de manera particular sobre esta situación inicial en su vida y que, a mi entender, está muy presente en sus películas , quizás no tan explícitamente pero sí en el subtexto y el fondo de sus puestas en escena: “(…) En casa de mi padre...
tracking img