Emile zola - yo acuso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1546 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
YO ACUSO
ÉMILE ZOLA

Aunque desde el siglo XX muchos funcionalistas sostienen posiciones que apoyan una supuesta condición estática y sistemática de la sociedad, es innegable que ésta última se halla en una constante configuración, condicionada por múltiples factores y agentes dinámicos que, dependiendo del contexto histórico, propician cambios de magnitudes copernicanas; ésta situación generasiempre procesos enérgicos que culminan con una relativa o radical transformación en la colectividad. Uno de esos tantos agentes adquiere particular importancia a nivel histórico al lograr introducir, en todas las etapas evolutivas de las civilizaciones, cambios drásticos en el paradigma predominante; para ello se vale de la observación y la apropiación de la esfera pública de la sociedad: seestá hablando, indudablemente, de la actividad del intelectual. Si bien es cierto que el término designa a un conjunto amplísimo de funciones y actores, en este caso se reducirá al concepto que de “intelectual” se tenía en la Francia de finales del siglo XIX. La razón de esta ubicación temporal tan especifica (aunque el termino se haya acuñado como tal durante la época decimonónica, la actividadpropia del intelectual se remonta mucho tiempo atrás, en la antigua Grecia), responde al protagonismo que Émile Zola tuvo durante el proceso del polémico caso Dreyfus, en el cual hizo un furioso y desesperado llamado a la verdad y la justicia, manifestando en cada debate el papel que debería asumir el intelectual frente a la problemática social particular. Sin embargo, para comprender la magnitud desu intervención en este caso –uno más en la fructífera y constructiva historia francesa-, es necesario recrear la situación política y social que se vivía a finales del siglo XIX.

Pese al gran desarrollo que produjo la Revolución Francesa tanto a nivel nacional como mundial –principalmente en materia de derechos individuales, y hacia el fortalecimiento de una Francia unificada-, hacia 1894 seevidenciaba una gran problemática en la sociedad francesa producida por la viciada administración que el gobierno había llevado a cabo. Este periodo hizo parte de lo que se conoce como la Tercera República, una época de claro retroceso en el país causado por la crisis del canal de Panamá y por la situación generada por Georges Boulanger, general francés; el gobierno republicano había desarrolladouna política orientada hacia el proteccionismo económico, que dejaba completamente de lado la cuestión social, permitiendo el desarrollo de una progresiva inestabilidad política –propiciada también por las marcadas divisiones en la Asamblea Nacional-. Al cambiar de manos el gobierno en 1896 se logró erigir cierta estabilidad; sin embargo, lo arraigado del nacionalismo y del antisemitismo, la casiindependencia del ejército frente al poder ejecutivo vigente, y la influencia en masa de una prensa cuyo mayor interés consistía en vender el mayor número posible de ejemplares (ciertamente no se puede generalizar, pero en éste caso se aplicaba a la mayoría de periódicos que se enfilaban en la derecha), propició una situación de permanente tensión que encuentra su término de forma aplastante con elcaso Dreyfus.

Es en este contexto contradictorio y problemático en el que se presenta una acusación al capitán Alfred Dreyfus, ingeniero politécnico de origen judío, con la presunción de haber entregado a los alemanes documentos secretos -como se sabe, Francia estaba preparándose para un nuevo conflicto bélico y el espionaje y el contraespionaje era muy común por este tiempo-; fue condenado aprisión perpetua y desterrado a la Isla del Diablo en la Guyana Francesa, donde además de estar totalmente incomunicado –estrategia sin duda del Estado Mayor y del gobierno para evitar que participara en los hechos que tuvieron lugar con motivo de su condena-, tuvo la peor condición de vida, perdiendo por completo la esperanza de regresar alguna vez vivo a su país. Naturalmente, el capitán era...
tracking img