Emilio resumen 4

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3053 palabras )
  • Descarga(s) : 55
  • Publicado : 4 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
E. La adolescencia (libro IV)

Alrededor de los 15 años entra Emilio en la adolescencia, época de notables cambios fisiológicos y morales. Con la pubertad se despiertan las pasiones y la voz de la conciencia, ha llegado el momento de la educación moral y religiosa, y se comenzará a pensar en la formación de una futura familia

1. La crisis de la pubertad

Después de los primeros15 años de calma diversos signos anuncian la tempestad. La inquietud de las pasiones, los cambios de humor y la agitación del espíritu ofrecen resistencia a la disciplina aceptada hasta ahora pacíficamente. Se altera la fisonomía, se puebla la barba, cambia la voz. Por los ojos, antes inexpresivos, asoma al exterior el encendimiento del alma. Se mira al suelo, el rostro se enrojece, se acelera elpulso: irritación y ternura se suceden sin descanso. La cercanía de una mujer produce ahora un nuevo estado de turbación y timidez. “Este es el segundo nacimiento de que he hablado. A partir de aquí el hombre comienza a entrar verdaderamente en la vida, y nada de lo humano le será jamás extraño. Hasta este momento vuestros cuidados no eran sino juego de niños, ahora adquieren verdaderaimportancia” (IV, 168). Un segundo nacimiento; a Rousseau no se le escapa la importancia del período evolutivo que conocemos con el nombre de pubertad.

Las pasiones no tienen un arraigo natural en el corazón del niño. Su presencia en la edad infantil sería antinatural, fruto deforme de una educación equivocada. Con la llegada de la adolescencia la situación cambia: las pasiones están en el corazón deEmilio, y el problema de su educación ya no se podrá eludir. No obstante, hay que tener cuidado: la pubertad es precoz en los pueblos civilizados y cultos, tardía entre las gentes sencillas que viven según la naturaleza. Se debe procurar que la inocencia infantil dure lo más posible, y esto se consigue no queriendo prolongarla con medidas contraproducentes. La pubertad se adelantaantinaturalmente cuando se pretende retrasarla. El pudor, por ejemplo, no es natural en los niños. “Darles lecciones de pudor y de honestidad es enseñarles que existen cosas vergonzosas y deshonestas, y encender en ellos un deseo secreto de conocerlas” (IV, 173). Estas lecciones innecesarias tendrán el efecto de excitar la curiosidad y la imaginación, de hacer pensar que se les oculta algo importante.

Elúnico medio para conservar la inocencia de los niños es que los que les rodean la respeten y la amen. Si falta esa condición, todo disimulo y cuidado será inútil; bastará un gesto o una sonrisa para que adviertan que se les está escondiendo algo. Si preguntan, se les responderá con brevedad y decisión, sin titubeos y sin embarazos. Las respuestas han de ser siempre verdaderas, pero acomodadas a laedad y situación de quien pregunta. Llegará un momento en que preguntarán por el origen de la vida. No se les debe imponer silencio, ni hacerles pensar que se trata de un secreto de las personas casadas.

Rousseau refiere aquí una anécdota. Hizo esa pregunta un niño que tiempo atrás había expulsado con dolor un pequeño cálculo. Su madre le dijo, como respuesta, que de modo semejante lasmadres hacen salir de sí a los niños, lo que supone para ellas dolores tan grandes que a veces les cuestan la vida. “Que los tontos se escandalicen y los locos rían, pero los sabios tendrán que buscar mucho para encontrar una respuesta más juiciosa que ésta” (IV, 174). La idea de necesidad natural aleja de la mente del niño toda impresión de operación secreta y misteriosa, la alusión al dolor y a lamuerte engendra cierta tristeza y reprime la curiosidad. El niño asiente y no busca más causas y, por otra parte, no se ha faltado a la verdad.

El criterio general es siempre el mismo: respetar el curso natural de las cosas y, en este caso concreto, lo que Rousseau llama la ignorancia de la naturaleza. Llegará un momento en que los sentidos encenderán forzosamente a la imaginación, pero...
tracking img