Emilio o de la educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1104 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EMILIO O DE LA EDUCACION
Juan Jacobo Rousseau
PRIMERA PARTE:
* “A las plantas las endereza el cultivo, y a los hombres la educación”.
* Nacemos estúpidos, y necesitamos de inteligencia. Todo cuanto nos falta al nacer, y cuanto necesitamos siendo adultos, eso lo debemos a la educación.
* La educación es efecto de la naturaleza, de los hombres, o de las cosas. La naturaleza es eldesarrollo interno de nuestras facultades y nuestros órganos, la educación de los hombres es el uso que nos enseñan éstos a hacer de este desarrollo; y lo que nuestra experiencia propia nos da a conocer acerca de los objetos cuya impresión recibimos, es la educación de las cosas.
* La educación es un arte, es imprescindible su logro.
* La naturaleza no es otra cosa que un hábito, la educaciónno es otra cosa que un hábito.
* Luego que tenemos, por decirlo así, la conciencia de nuestras sensaciones, aspiramos a posees o evitar los objetos que las producen.
* La simpatía o antipatía, crecen y se fortalecen a medida que aumenta nuestra sensibilidad y nuestra inteligencia, pero tenidas a raya por nuestros hábitos las alteran más o menos nuestras opiniones.
* Un hombre, y sabráserlo, si fuere necesario, tan bien como el más aventajado; en balde la fortuna le madurara de lugar, que siempre él se encontrara en el suyo.
* El verdadero estudio nuestro es el de la humana conciencia. Aquel de nosotros que más bien sabe sobrellevar los bienes y males de esta vida, es en mí entender el más bien educado; de donde se colige que no tanto en preceptos como ejercicios, consistela verdadera educación.
* “Desde que empezamos a vivir, empieza nuestra instrucción, nuestra educación empieza cuando empezamos nosotros; nuestras nodrizas son nuestros preceptores primeros”.
* La naturaleza ejercita sin cesar a los niños, endurece su temperamento con todo género de pruebas, y les señala muy luego que es pena y dolor.
* El niño grita así que nace, y sub primerainfancia se va toda en llantos. Para acallarle, unas veces le arrullan y le halagan; otras imponen silencio con amenazas y golpes.
* Tan falco de cuerpo como de espíritu, es lanzado al mundo, descubriendo su ineptitud, su soberbia y sus vicios todos, hace que se compadezca la humana miseria y perversidad.
* Pónganse de acuerdo ambos padre y madre tanto en el orden de las funciones como en susistema, y pase el niño de las manos de la una a las del otro.
* “No debe un niño conocer más superiores que su padre y su madre, y la falta de éstos su nodriza y su ayo”.
* “Nacemos aptos para aprender, pero sin saber ni conocer nada”.
* La educación del hombre empieza desde que nace; antes de hablar y antes de oír, ya se instruye. Precede la experiencia a las lecciones y cuando conocea su nodriza ya tiene mucho adquirido.
* Los conocimientos del hombre más rústico nos admiraría, si siguiéramos sus progresos desde el punto que nació hasta aquel en que se halla.
* Si partiéramos el saber humano en dos partes, una común de todos los hombres y otra peculiar de los sabios, sería la última muy pequeña, comparada con la primera.
* Empero no atendemos a las adquisicionesgenerales, porque se hacen sin pensarlo, antes de la edad de razón, y porque por otra parte sólo por las diferencias se nota el saber, y como ecuaciones algebraicas no se cuentan las cantidades comunes”.
* “Las primeras sensaciones de los niños son meramente pasivas, y sólo distinguen en ellas placer y dolor”.
* El alimento y el sueño medidos con sobrada exactitud le viene a sernecesarios”.
* A principios de la vida, que son inactivas la imaginación y la memoria, sólo ésta atenta el niño a lo que hace impresión en sus sentidos, y como estas sensaciones son los primeros materiales de sus conocimientos.
* Quiere el niño tocarlo todo, manejarlo todo; no nos opongamos a esa inquietud, que ella ha de deber el más indispensable aprendizaje.
* Todas nuestras lenguas so...
tracking img