Empreniur

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ROSA MARINA
Eran aproximadamente las 09:00 a.m., yo todavía no me podía bañar pues en el departamento no había agua como siempre, el señor Ordóñez ya me había llamado al teléfono él es nuestro jefe directo, puedes imaginarte, al sujeto pelos de punta, chaparro, gordo, cara redonda, nariz chata, labios gruesos y para acabarla un carácter de los mil demonios, nosotros de cariño le decíamos elseñor “gordoñez” en el departamento de la nota roja del periódico, hace un año que me cambiaron, yo solo cubría eventos sociales y reportajes a grandes intelectuales, como escritores, pintores y escultores, me acuerdo, no, no, me acuerdo, más bien ya no quiero recordarlo porque el día que me cambiaron a la nota roja fue uno de los peores días de mi vida. Recuerdo que me llamaron a las 04:00 am., paracubrir un accidente automovilístico en Tlalpan yo no sabía de qué se trataba tenía que tomar fotografías de los cuerpos destrozados, ese día vomite hasta no parar ya no pude hacer mi trabajo, todavía tenía que hablar con el perito legista, no podía hablar con el asco que tenía, con el olor a carne quemada y sangre batida sobre todo el pavimento lo peor de todo era que tenía que trabajar con elfotógrafo que resultaba ser Ricardo, que por culpa de ese sujeto me corrieron de mi sección.
Ya no iba más a los cócteles con los grandes intelectuales, ni a inauguraciones de bibliotecas, etc., así que por culpa de este sujeto que una vez mandaron a cubrirme en un cóctel, estábamos cubriendo a Gabriel García Márquez y a Isabel Allende, pero este Ricardo ya borrado comento que a veces losescritores compran sus novelas, insultando indirectamente y argumentando que como era posible que escribieran si se la pasaban en fiestas, inauguraciones y viajes obviamente se armó un zafarrancho y la seguridad del hotel nos sacó a patadas, nos tacharon de paparazis y gracias al Sr. Ordóñez, no nos demandaron, pero si nos cambiaron de sección

pero ya para ese tiempo me he acostumbrado a retratar másmuertos que vivos.
Yo conocí a Rosa una noche de viernes en un bar, Ricardo la conocía de años, él me la presento, ella tenía un hijo llamado Remigio herencia de su padre, el nombre fue lo único que les dejo al abandonar a Rosa y Remigio, todo en el barrio lo conocíamos como Remi.
El niño siempre aparento tener más edad de la habitual, Rosa conocida como la “Pantera”, era una mujer morena, depelo rizado, venida de Veracruz, ella decidió un día meterse a trabajar en el bar, porque su esposo la dejo, de hecho era una mujer agradable hasta cierto punto simpática, aquella noche que la conocí nos salimos del bar a las 04:00 a.m., llegamos a su domicilio en un colonia popular, Remi estaba dormido en un catre, al fondo con las paredes desnudas y algunos pósters con dibujos animados pegados enla pared como decoración, al frente tenían una estufa pequeña de dos quemadores, una mesa al centro ya achacada por los años y descolorida, donde aquella noche era bañada por la pálida luz por el foco, Rosa se sentó frente de mí y Ricardo al costado y una botella de ron barato al centro, Remi no despertó al instante más sin embargo el olor a cigarro y las risas más tarde surtieron su efecto – HolaRemi como estas - pregunte Remi despertó medio norteado al momento no me reconoció al mirar a Rosa sus ojos claros se desquebrajaron con llanto y una voz entre cortada nos decía – yo como puedo saco a delante a mi hijo soy capaz de venderle mi alma al diablo por darle de comer – y yo le creía. Porque sin pensarlo yo lo había hecho, Remi se dirigió hacia la estufa para prepararse un café, Rosaestaba adormilada en el hombro de Ricardo, Ricardo me miro y me dijo sácate al niño güey yo comprendí su intención e

indignado yo explote y le dije eres una basura bien hecha vámonos de aquí, déjalos que descansen y a empujones lo saque. La mañana nos sorprendió en el mercado de esa colonia el pálido ocaso y la bruma veraniega que caracteriza a la ciudad después de una noche de lluvia nos...
tracking img