Empresaria de exito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1626 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Discurso del presidente en el inicio de las negociaciones del TLC con Estados Unidos

"A principios de los años sesenta del siglo XX, los jefes de Estado de las naciones del Continente se reunieron en Punta del Este, Uruguay, para lanzar la Alianza para el Progreso, un bello sueño de cooperación, solidaridad e integración, inspirado por el Presidente John F. Kennedy, que en nuestras nacionestuvo el liderazgo de los presidentes Alberto Lleras Camargo y Juscelino Kubistcheck.

I. Un proyecto permanente

Aquel proyecto se desvaneció. Era una intención política sin seguridad de permanencia. Con su partida, esfumó las ilusiones sociales que había despertado.
En los últimos lustros, los Estados Unidos han permitido acceso a su mercado de productos andinos por decisiones unilaterales,limitadas en el tiempo, como reciprocidad a la lucha contra la droga.
Esto habrá de terminar el 31 de diciembre del año 2006, como acabamos de escucharlo de la señora Vargo.
Tan pronto como han empezado a regir esas reglas, ha surgido la angustia de pensar qué pasará al final de un período tan corto de vigencia. Esa incertidumbre no propicia inversiones ni permite proyectos económicos y socialesambiciosos y de largo plazo.
La etapa que hoy iniciamos busca una integración PERMANENTE, que abra las puertas para el crecimiento, el mejoramiento del empleo, el ingreso, la mayor cobertura de seguridad social.
La etapa que hoy iniciamos no es una renuncia a la integración americana, sino un paso para que esta se dé sin dilaciones, con franqueza y creatividad, para que tenga la improntanecesaria de equidad.
Hace poco concluimos la parte fundamental de otro gran paso de la integración americana: el acuerdo entre la Comunidad Andina y MERCOSUR.

II. Sentimientos cruzados

A esta hora se cruzan varios sentimientos entre las gentes de nuestros pueblos: muchos ciudadanos son conscientes de la necesidad de estos acuerdos para tener unas economías robustas que construyan justicia social;otros albergan preocupaciones por la pequeña empresa, por el agro y por grupos laborales; y algunos levantan proclamas incendiarias contra la negociación, de cuyo descrédito aspiran a obtener beneficios electorales.
Tendremos un mecanismo de negociación de consulta permanente con los sectores económicos, sociales y políticos. Nuestra voluntad de conseguir el consenso total como partes quenegociamos, también se extenderá a obtener mayor grado de consenso al interior de las sociedades que representamos.
En nuestros países no hay proyecto político que, razonablemente, pueda oponerse a estos acuerdos. Otra cosa es que tengan diferencias sobre la oportunidad, reservas, proposiciones alternativas sobre determinadas normas. Muchos se oponen a estos tratados mientras están en la oposición, perocuando llegan al gobierno se convierten en sus mayores auspiciadores.
Ofrezco a la discrepancia política, receptividad para mirar cláusulas alternativas. Pido al pueblo no dejarse desorientar por la consigna sin razón.

III. Empresas y ciudadanos libres

En clara contradicción, la miseria y la injusticia coinciden con el desánimo empresarial y con empresas privadas recargadas de tributos yobligaciones. Estos tratados permiten que crezca la empresa privada y que su avance contribuya a superar la injusticia y la miseria.
Nuestros trabajadores no tienen futuro en economías estancadas o de crecimiento minúsculo. En Colombia sí que podemos comparar: cuánto mejor vive el trabajador de una empresa seria, con salario legal, prestaciones y afiliación a la seguridad social, que el ciudadanoque deambula por la calles de nuestras ciudades, entre el sol y el agua, entre la fatiga personal y la angustia por el hambre de los hijos; cuánto mejor vive el trabajador de una empresa exportadora con sentido de responsabilidad social, que el informal del tugurio que apenas disimula la intemperie y sin ingreso para las expectativas básicas de su dignidad.
Por eso el trabajador de la Patria...
tracking img