En defensa de la teoria de desarrollo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7996 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En defensa de la teoría del desarrollo
José Antonio Alonso
Catedrático de Economía Aplicada
Director del ICEI*
Resumen
El artículo pretende identificar aquellas contribuciones de la teoría del desarrollo que pueden
ser de interés para el enriquecimiento de la teoría del crecimiento. Para ello revisa las aportaciones
básicas de la teoría de crecimiento y discute el grado en que susprescripciones se corresponden
con la realidad. Analiza después las contribuciones básicas de la teoría del desarrollo, tratando de
extraer sus contribuciones más originales. Termina apuntando algunas muestras de cómo la teoría
del crecimiento integró algunos postulados procedentes de la teoría del desarrollo.
Palabras Clave: Teoría del crecimiento, teoría del desarrollo, Crecimiento endógeno, trampasde pobreza, externalidades, equilibrios múltiples.
1. Introducción
El intento de explicar las fuentes del progreso material de las naciones está en el
centro de las preocupaciones básicas de los fundadores del pensamiento económico.
De hecho, buena parte del esfuerzo analítico de Smith, Ricardo o Marx, se dedicó a
entender las leyes que rigen el comportamiento dinámico de las economías enel largo
plazo. La revolución marginalista, en la segunda mitad del siglo XIX, produjo un
desplazamiento notable en el centro de la investigación económica, que pasó a volcarse,
dominantemente, en definir los criterios de decisión óptima de los agentes y
en argumentar las condiciones del equilibrio en los mercados. Su preocupación se
orientó a fundamentar una asignación eficiente, en el cortoplazo, más que en explicar
la dinámica agregada de la economía, en el largo plazo. Como consecuencia, el
crecimiento económico desaparece de las preocupaciones más centrales de la agen-
* Instituto Complutense de Estudios Internacionales.
da investigadora en economía, desde 1870 a 1950. Existen excepciones, entre las que
cabe destacar la aportación deYoung (1928), sobre el papel de losrendimientos crecientes,
y la original contribución de Schumpeter (1942), subrayando la influencia
que el cambio técnico tiene en la dinámica económica y la función central que el empresario
desempeña en ese proceso.
No será, sin embargo, hasta la década de los cincuenta del pasado siglo cuando
la explicación de la dinámica económica de lago plazo vuelva a ocupar un puesto
relevante en lareflexión económica. Desde sus mismos orígenes, este esfuerzo se
canalizó a través de dos grandes tradiciones analíticas claramente diferenciadas: la
teoría del desarrollo y la teoría del crecimiento. La primera se propuso construir
un cuerpo teórico específico para el análisis de las condiciones de progreso de los
países en desarrollo a partir de la consideración de las características deficienciasestructurales de este tipo de países; la segunda intentó generar una teoría de validez
universal acerca del crecimiento económico. Mientras la primera recurrió a una forma
de hacer economía preferentemente argumentativa y verbalizada, la segunda optó
por traducir en modelos matemáticos sus intuiciones básicas. Esta opción otorgó una
ventaja indudable a la teoría de crecimiento, que acabó porconvertirse en la interpretación
central de la dinámica económica.Ambas tradiciones, sin embargo, vivieron de
espaldas la una de la otra a lo largo de buena parte de las últimas cinco décadas. Los
economistas del desarrollo consideraban las propuestas de la teoría del crecimiento como
excesivamente simplificadoras, abstractas y alejadas de la realidad; mientras los economistas
del crecimientoestimaban que los economistas del desarrollo ofrecían una
retórica sociológica de baja consistencia analítica y limitada capacidad de validación
empírica. Como consecuencia, hasta muy recientemente, la comunicación entre estas
dos tradiciones fue más bien escasa, para perjuicio de ambas.
En la actualidad, sin embargo, las diferencias entre estas dos tradiciones ha tendido
a diluirse: los...
tracking img