En defensa del neoliveralismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1110 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EN DEFENSA DEL NEOLIBERALISMO
Pedro V. Roig
En 1789 la Revolución Francesa estalló en las calles de París, transformando el curso de la historia en Europa y en el mundo. Muchos factores contribuyeron a desatar los profundos cambios sociales y políticos que dieran al traste con el ancestral sistema monárquico que colapso al rodar la cabeza del último rey de Francia Luis XVI. Sin embargo, en estetrabajo vamos a destacar una de las premisas ideológicas que enmarcaron el proceso revolucionario de Francia. Me refiero a la predica filosófica de Juan Jacobo Rousseau, precursor y maestro del cambio radical y violento que presidió el discurso de los jacobinos lidereados por Maximiliano Robespiere y que es uno de los pilares ideológicos de mayor influencia en el desarrollo del pensamientorevolucionario de América Latina.
En el caso cubano los postulados políticos de Rousseau se escuchan todos los días y a toda hora en el discurso castrista, profundamente afincado en el marco del filósofo francés que dice con toda claridad que las revoluciones necesitan un liderazgo que identifique a priori y con toda claridad los reclamos más caros y profundos del pueblo soberano y lo obligue a serfeliz.
Juan Jacobo Rousseau, le dio a la revolución francesa, y a su prole latinoamericana la urgencia, la justificación y la necesidad de emplear la violencia en nombre de la libertad, la igualdad y la fraternidad. Este lema se tornó en el pabellón de lucha que en la primera fase enarboló la burguesía, los obreros y los campesinos en sus marchas victoriosas por las calles de París y de todaFrancia, pero en la medida que el proceso de cambio se radicalizó, Robespierre y los jacobinos, convertidos en vanguardia y brazo armado de la:. lucha, desataron el terror y convirtieron el crimen político en el arma indispensable de la revolución.
La lucha en Francia compartía ciertos ideales con la revolución americana que la había precedido doce años antes. Ambas predicaban el derecho a la libertad ya la justicia social. La diferencia estaba en el sentido o definición de dichos ideales. Los Padres Fundadores de Estados Unidos afincaron en sus leyes las garantías necesarias para proteger los derechos individuales en forma muy definida en el “Bill of Rights” o leyes incorporadas a la constitución, que protegen y aseguran los derechos ciudadanos que disfruta cada uno de los miembros de unasociedad libre. Incluyendo el derecho a expresar sus opiniones en público y sin temor a represalias por parte del gobierno o de la opinión de la mayoría.
El discurso revolucionario de Juan Jacobo Rousseau, que aparece en su libro “El Contrato Social”, incorpora un concepto totalmente diferente y en el cual las sociedades democráticas poseen una “Voluntad Popular”, infalible y soberana, que representa“El Bien Común” y que los buenos ciudadanos tienen la obligación de aceptar y obedecer. Así la “Voluntad Popular” gravita como una extraña fuerza etérea y todopoderosa por sobre los derechos políticos del individuo, que pasan a ser, por la naturaleza de sus intereses particulares, enemigos del “Bien Común” y por lo tanto deben sufrir cárcel o morir en la guillotina o frente al pelotón defusilamiento. Rousseau fue muy específico en este tema: “Quien se niegue a obedecer la voluntad general será obligado a ser libre”.
Para Rousseau y sus discípulos, esta “Voluntad Popular” no es la suma de las voluntades individuales de los ciudadanos, expresadas en elecciones periódicas, partidistas y libres, donde se debaten y se toleran ideas contrastantes y opuestas en pos de consensos y un aceptableequilibrio de gobierno renovable. Por el contrario, “La Voluntad Popular” emana de la sabiduría del pueblo, que posee estos poderes sobrenaturales, “constantes, inalterables y puros” según Rousseau. Para este filósofo, la libertad verdadera pertenece solamente a aquellos ciudadanos que pueden reprimir el egoísmo de sus intereses personales. Así, y sólo así, afirma Rousseau, podrá florecer la...
tracking img