En lo de mi padre me conviene estar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2428 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 4 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En lo de mi Padre me conviene estar
Lucas 2:41-47 nos relata sobre Jesús cuando era niño: Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. Y pensando que estaba entre la compañía,anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.
Todos quisiéramos hijos así, inteligentes, quemaravillen a las personas con su conducta. Por el contrario, nadie espera un hijo que a los doce años piense en fumar, ver pornografía y meterle mano a la novia. Si ya tienes más de diez años, estás en capacidad de parecerte a Jesús por decisión propia.
Es importante que reacciones y te des cuenta que tu circunstancia familiar no es excusa para tu mal comportamiento y falta de visión en la vida. Elproblema no crecer sin padre, o si tus padres se divorciaron o si tenían algún vicio que complicó tu niñez. La cuestión no es ser hijo de una madre soltera o si fuiste engendrado fuera del matrimonio. Todas esas situaciones no se pueden solucionar porque forman parte del pasado. El problema real es tu actitud antes esas características que definieron tu vida familiar. Si tu padre se fue de casa,tal vez nunca vuelva o tal vez sí, no depende de ti, lo que sí depende de ti es la decisión que tomes al respecto que puede edificarte o destruirte. ¡Basta ya! Deja de darle vueltas al mismo asunto. No sientas lástima de ti mismo.
Conozco hombres mayores que aún se lamentan por su niñez. Hay algunos que incluso buscan novia para casarse y aún culpan a sus padres de lo que han vivido. No es posibleque continúes arrastrando el dolor y la tristeza.
Libérate de esa atadura para salir a delante. No hay opción, lo pasado queda atrás y hay que enfrentar el futuro con optimismo y valor.
Puedes tomar la decisión de cambiar de tema o arruinar tu vida culpando a tus padres y antepasados por algo que no tiene solución. No busques excusas para ser un gran perdedor porque todos podemos ser campeones,con o sin padres. Nadie tiene la culpa de que te niegues a crecer y madurar para tomar las riendas de tu vida.
Puedes superar el pasado
David dice en el Salmo 51:5: He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.
Muchos jóvenes frustrados excusan su mala disposición y conducta diciendo que no crecieron en el ambiente perfecto. Esto es una tontería porque el mismo Luzbel tuvoese ambiente ideal y cayó en desgracia. Recuerda que vivía con Dios, le cantaba y guardaba los tesoros en el cielo pero eso no fue suficiente para ser bueno y santo. Si en tu corazón hay rebelión, deja de buscar excusas y culpables. Asume la responsabilidad de tus actos porque sólo tú puedes hacerlo.
Mira el ejemplo del rey David que reconocía haber nacido en una circunstancia poco recomendable.Quizá por eso lo tenía relegado como pastor. Incluso cuando Dios le pidió al padre que reuniera a sus hijos para escoger al ungido, no lo tomó en cuenta. Era “el recha”, como diríamos ahora. Se llamaba “David Upppss”. Luego, cuando ya era rey, cometió un gran pecado al desear y embarazar a una mujer casada. Además, envió al esposo de ella al frente de la batalla para que lo mataran. Cuando muere elhijo fruto de esa relación, David se rasga las vestiduras y dice que finalmente había muerto el hijo del pecado, sin darse cuenta que él mismo era igual. Después, de esa misma mujer nace Salomón que llegaría a ser el rey más grande y sabio que ha tenido el pueblo de Israel. Cuando asume el trono, honra a su padre y dice: “por la lealtad de mi padre estoy aquí”. Salomón pudo lamentarse y decir que...
tracking img