En manos del alfarero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 8 (1893 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En manos del alfarero
Base Bíblica: “Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. 3 Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. 4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.” (Jeremías 18:1-4)Introducción:
La tarea de Jeremías no fue fácil porque tenía que tañer la muerte de su nación. Cuando Jeremías empezó su ministerio, Asiria era la mayor potencia del mundo, pero Egipto y Babilonia rápidamente fueron ganando fuerza. En el 607 A.C., Babilonia conquistó a Nínive y destruyó el poder de Asiria. Babilonia entonces atacó a Judá y los “políticos” de Judá aconsejaron al rey que pidiera la ayuda deEgipto. Jeremías siempre estuvo en contra de la alianza con Egipto. Sabía que Dios era la única esperanza de Judá, pero los pecados de la nación eran tan grandes que había perdido la visión y bendición de Dios.
Babilonia a la larga capturó a Judá y tomó a Jerusalén la capital de Judá por un promedio de 20 años (606 a 586 A.C.). De esta cautividad es donde Jeremías se inspiró y escribió el librode las Lamentaciones de Jerusalén para conmemorar la muerte de la ciudad santa. En la primera parte de su libro aparecen varios sermones, dados en Jerusalén, en los cuales denuncia al pueblo, a los sacerdotes y a los príncipes por sus pecados, especialmente el pecado de la idolatría. En el capitulo 25 anuncia que la nación irá setenta años al cautiverio y luego volverá para establecerse de nuevo.En el capítulo 31 profetiza un “nuevo pacto” entre Jehová y su pueblo, no un pacto de ley y obras escrito en piedra, sino uno de amor y fe, escrito en el corazón. En los capítulos finales Jeremías se refiere a las naciones gentiles que rodeaban a Judá y les cuenta los planes de Dios para ellas. Una de las palabras claves en el libro es “rebelde” o “rebeldía”.
La nación le dio las espaldas alSeñor y seguía a los falsos profetas que la llevaban a adorar ídolos. El profeta esperaba que se arrepintieran, pero la nación no se arrepintió. Leemos que Jeremías lloró, apabullado por la caída de su nación (Jeremías 9:1; 13:17; 14:17; 15:17-19). Este último texto me gusta mucho por que me trae a la memoria los tiempos presente y la condición que vive su pueblo. Dice el texto: “ 17) No me senté encompañía de burladores,

I. Dios es el Alfarero:
A. Dios es la persona del alfarero:
I. Nuestras vidas no están en las manos de alguna “fuerza” invisible o “destino” ciego; están en las manos de una Persona: el Dios todopoderoso. Dios no es simplemente nuestro Creador; es nuestro Padre y tiene un interés personal en nuestras vidas. El es el Alfarero.
a. Isaías 64:8 nos dice: “Ahora pues,Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros”.
B. Dios es el alfarero con poder:
I. El barro no puede moldearse a sí mismo; sólo Dios tiene el poder de dirigir nuestras vidas. Él aclara en Jeremías 18:6-10 que es soberano sobre todas las personas. No podemos ser bendecidos por Dios si discutimos con El o tratamos de decirlelo que tiene que hacer.
a. Romanos 9:20-24 nos dice: “Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con muchapaciencia los vasos de ira preparado para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?”.
b. Por supuesto, este versículo no quiere decir que Dios es culpable de los pecados de los hombres ni de...
tracking img