En que cuenta quien es el buscon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (968 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En que cuenta quién es el Buscón
Yo, señora, soy de Segovia. Mi padre se llamó Clemente Pablo, natural del mismo pueblo; Dios le tenga en el cielo. Fue, tal como todos dicen, de oficio barbero,aunque eran tan altos sus pensamientos que se corría de que le llamasen así, diciendo que él era tundidor de mejillas y sastre de barbas. Dicen que era de muy buena cepa, y según él bebía es cosa paracreer. Estuvo casado con Alfonsa de San Pedro, hija de Diego de San Juan y nieta de Andrés de San Cristóbal. Sospechabas en el pueblo que no era cristiana vieja, aun viéndola con canas y rota, aunqueella, por los nombres y sobrenombres de sus pasados, quiso esforzar que era descendiente de la gloria. Tuvo muy buen parecer para letrado; mujer de amigas y cuadrilla, y de pocos enemigos, porque hastalos tres del alma no los tuvo por tales; persona de valor y conocida por quién era. Padeció grandes trabajos recién casada, y aun después, porque malas lenguas daban en decir que mi padre metía el dosde bastos para sacar el as de oros. Probó sele que a todos los que hacía la barba a navaja, mientras les daba con el agua levantándoles la cara para el lavatorio, un mi hermanito de siete años lessacaba muy a su salvo los tuétanos de las faldriqueras. Murió el angélico de unos azotes que le dieron en la cárcel. Sintió lo mucho mi madre, por ser tal que robaba a todos las voluntades. Por estas yotras niñerías estuvo preso, y rigores de justicia, de que hombre no se puede defender, le sacaron por las calles. En lo que toca de medio abajo tratárosle aquellos señores regaladamente. Iba a labrida en bestia segura y de buen paso, con mesura y buen día. Más de medio arriba, etcétera, que no hay más que decir para quien sabe lo que hace un pintor de suela en unas costillas. Diéronle doscientosescogidos, que de allí a seis años se le contaban por encima de la ropilla. Más se movía el que se los daba que él, cosa que pareció muy bien; divirtiese algo con las alabanzas que iba oyendo de sus...
tracking img