Encíclica pablo sexto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3365 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo para examen final de Teología Dogmática II

Facultad: Derecho y Ciencias Sociales

Documento: Encíclica Ecclesiam Suam “el mandato de la Iglesia en el mundo contemporáneo” de Pablo VI.

Alumno: Bonino Guillermo Jorge

Fecha de presentación: 30/06/2009

Carta Encíclica del Papa Pablo promulgado el 6 de agosto de 1964.
Su Iglesia fue fundada por Jesucristo, para que fuese almismo tiempo madre amorosa de todos los hombres y dispensadora de salvación.
Nos proponemos en esta Encíclica mostrar cuanta importancia tiene, para la salvación de la sociedad humana, y que ambas La Iglesia y la sociedad se encuentren, se conozcan y se amen.
Presentes las palabras de Cristo: Mi doctrina no es mía, sino de Aquel que me ha enviado; Tenemos, que adaptarlos a las actuales condicionesde la Iglesia misma, no podemos ignorar el estado en que actualmente se halla la humanidad en medio de la cual se desenvuelve Nuestra misión.
La tarea de la Iglesia quiere darnos un mensaje fraterno y familiar, el deber de abriros Nuestra alma, con la intención de dar a la comunión de fe y de caridad, con el propósito de fortalecer Nuestro misterio.
Los misteriosos designios de Dios que mediantela Iglesia son manifestados han sido puesto por el Espíritu Santo en nosotros y para que como Obispos regir la Iglesia de Dios, tal como Cristo la vio, la quiso y la amó como Esposa suya santa e inmaculada.
Hoy brota una necesidad generosa y casi impaciente de renovación, de enmienda de los defectos que denuncia y refleja la conciencia, a modo de un examen interior ante el espejo del modelo queCristo nos dejó de Sí mismo.
Se presenta el problema llamado del diálogo entre la Iglesia y el mundo moderno, la paz entre los pueblos y las clases sociales, la miseria y el hambre que todavía afligen a pueblos enteros, las corrientes de pensamiento moderno, por todo ello la Iglesia debe contribuir a la educación de la humanidad en los sentimientos y procedimientos contrarios a todo conflictoviolento y homicida y favorable a todo pacífico arreglo, civilizado y racional, de las relaciones entre las naciones, también la de hacer hermanos a los hombres, en virtud del reino de la justicia y de la paz, inaugurando con la venida de Cristo al mundo.
La Iglesia debe en este momento reflexionar sobre sí misma para confirmarse en la ciencia de los planes de Dios sobre ella, para volver a encontrarmayor luz, nueva energía y mejor gozo en el cumplimiento de su propia misión y que hagan más cercanos, sus contactos con la humanidad a la cual ella misma pertenece.
Si bien es verdad que la divina revelación se ha realizado muchas veces y en muchas maneras, con hechos históricos exteriores e incontestables, se ha introducido en la vida humana por las vías propias de la palabra y de la graciade Dios, la cual se comunica interiormente a las almas mediante la predicación del mensaje de la salvación y mediante el acto de fe, que es nuestra justificación.
Escogeremos una de las más graves y repetidas recomendaciones hecha a aquellos por el Señor: la de la vigilancia, se refiere principalmente a advertir bien los destinos del hombre, próximos o lejanos esta vigilancia debe estar presente yactiva en la conciencia de siervo fiel, es la que determina su conducta moral, que debe caracterizar al cristiano en el mundo.
El nacimiento de la Iglesia y el surgir de su conciencia profética son los dos hechos característicos y coincidentes de Pentecostés, y juntos irán progresando: la Iglesia, en su organización y en su desarrollo jerárquico y comunitario; la conciencia de la propiavocación, de la propia misión acompañara gradualmente tal desarrollo, según el deseo formulado por San Pablo: que vuestra caridad crezca más.
Podríamos invitar a todos a realizar un vivo, profundo y consiente acto de fe en Jesucristo, Nuestro Señor; semejante a la que leemos en el Evangelio hecha por el ciego de nacimiento, a quien Jesucristo con bondad igual a su potencia había abierto los ojos:...
tracking img