Encuentro en la sala de musica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (914 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Zero: Era ya despues de clases cuando íba caminando por los pasillos del famoso y grandioso recinto, por el momento no había ocurrido nada que me llamara en especial la atencion, poco a poco dejabaque mis piernas me llevaran a donde mi alma me lo pedía, nunca necesitaba mas que mis propios hilos ligados a lo que necesitaba. Poco a poco iba caminando mientras me descuidaba y cerraba los ojos,hasta que sentí algo, unas notas que desconcentrarían mi alma. Seguí caminando mas y mas rapido buscando de donde venían este sonido hasta obviamente llegar a la sala de musica, claro, como nosospecharlo antes, aunque tubiera claro que no siempre se veían personas aqui dado a que esta era una sala antigua y había una nueva al otro extremo del colegio. Abrí la puerta lentamente para no interrumpír aquien sea que tocara lo que parecía ser el gran piano de esta sala...

Noda: Había sido un largo día, un sol radiante nos acompañó durante toda la jornada escolar, definitivamente...¡Definitivamente era un día para Beethoven!.

Así que después de clases, corrí lo más rápido que pude hacia la sala de música antigua, ya que la nueva estaba siendo ocupada a esa hora por la orquesta de la escuela,me detuve un momento frente a la puerta de la habitación, un poco triste al acordarme que la orquesta no necesitaba una pianista -Mukya... me encantaría algún día tocar con una orquesta...- pensé.Abrí la puerta y lo que vi era una sala con una gran ventana, la cuál dejaba ver el hermoso cielo con resplandecientes rayos de sol, y al medio un gran piano de cola.

Me acerqué y me dije a mí misma-Espero que esté afinado- así que toqué un par de teclas para corroborar esto, el sonido sonaba sublime por toda la sala -Gyabo...- dije con los ojos cerrados sintiendo la armonía del sonido. Abrí misojos y pensé ¿Qué debería tocar? me senté y puse mis dedos en el piano, el día era relajante y tranquilo... -¡Pathetique!- grité.

Comencé a tocar el segundo movimiento de la Sonata N°8 para...
tracking img