Energias a traves de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4710 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los historiadores sitúan la frontera entre prehistoria e historia en el cuarto milenio antes de nuestra era, época en la que se supone aparecieron las primeras manifestaciones de la escritura. La infancia energética del hombre, sin embargo, se ha prolongado hasta mucho más tarde; hace tan sólo dos siglos que se inició, con la Revolución Industrial, la transición de una sociedad de base agraria aotra de tipo industrial.

Durante este extenso período, la casi totalidad de la energía de que dispuso el hombre para su sustento y la satisfacción de sus necesidades fue extraída de la materia viva, plantas y animales y de sus residuos (leña). En la Edad de Piedra esta explotación se lleva a cabo mediante caza y recolección. El hombre cuenta sólo con su propia potencia muscular que, aunquepequeña, se vuelve muy eficaz con el trabajo cooperativo y el uso de armas y herramientas de piedra. Pronto aprende a dominar el fuego que, además de darle calor y permitirle cocinar los alimentos, le protege de la acción de los predadores.

Cerca de ocho mil años antes de nuestra era se produce un viraje importante. Aparecen en el Próximo Oriente las primeras sociedades humanas que practican elcultivo de la tierra y la domesticación de los animales.

Con la agricultura, el hombre empieza a intervenir en la fotosíntesis. No sólo selecciona y cultiva las plantas, sino que, al aportarles agua y nutrientes, las provee de un ambiente más favorable. La domesticación de los animales amplía también el control humano sobre los flujos de energía. Los animales domésticos, además de proporcionarcarne, leche y pieles en abundancia, sirven para realizar trabajos mecánicos: arrastrar cargas, arar los campos, excavar canales para la irrigación. Todos estos cambios redundan en un aumento generalizado de la producción agrícola y ganadera y hacen posible la expansión demográfica.

El hombre aprende también a sacar provecho de la energía del agua y del viento. El molino de agua era conocidoen China varios siglos antes de nuestra era y se introdujo en Europa hacia el ano 100 a. C. El molino de viento no llegó hasta el siglo XI, aunque los árabes lo utilizaban ya siete siglos antes.

Este espectro de recursos se mantendrá sin variaciones durante mucho tiempo. Puede decirse, sin exageración, que hasta el siglo XVIII las sociedades humanas más adelantadas no hicieron otra cosa quedesarrollar al máximo las potencialidades abiertas por la revolución del período neolítico.

La nueva era se iniciaría con una crisis energética. La madera, que se venía utilizando en subvenir tanto las necesidades domésticas como las industriales, comenzó a escasear.

Debido a la apertura de nuevas tierras de cultivo, así como a la intensificación de las talas forestales destinadas asatisfacer una demanda de energía siempre creciente, la superficie ocupada por bosques empezó a menguar. La situación llegó a un punto tal que en la Inglaterra de principios del siglo XVIII la industria del hierro estaba al borde de la extinción por falta de combustible. Una serie de hallazgos felices impidió lo que pudo haber sido una regresión hacia formas agrarias primitivas.

En 1709, Abraham Darbydescubrió un método para fundir hierro utilizando carbón de coque. El carbón se utilizaba desde hacía ya varios siglos aunque de un modo restringido.

El invento de Darby estimuló su producción y consumo y permitió conjurar la crisis inmediata. Pronto, sin embargo, aparecieron nuevas dificultades; cuando el filón carbonífero pasaba por debajo de una capa de agua subterránea se hacía necesarioextraer esta agua para proseguir la explotación; el trabajo requerido sobrepasaba con mucho las capacidades musculares humanas y animales y se recurría a molinos de agua. De este modo, la minería quedaba limitada a las zonas próximas a las riberas de los ríos.

En este contexto surgió la máquina de vapor. La primera, construida por Newcombe en 1712, aprovechaba el vacío relativo que se...
tracking img