Enlace 2011

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1650 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HERMANO DE LOS OSOS
En tiempos muy lejanos, cuando los animales todavía hablaban el lenguaje de los hombres, vivía en el territorio de los indios un muchacho que pensaba que nadie lo quería porque era muy torpe.
No podía trepar a los árboles tan bien como los otros niños del poblado. Tampoco sabía nadar ni bucear muy bien, y en las carreras siempre era el último.
Los padres del niño murieroncuando él era pequeño. No había nadie para cuidarle, lo salvo su tío, que era el mejor cazador del poblado. El niño deseaba convertirse también en un buen cazador. Cuando su tío lo llevó con él a cazar, para enseñarle cómo ser sigiloso, piso una rama seca, que se partió y los delató.
>, se dijo el tío, y no lo llevo mas con él cuando iba a cazar y cada vez se preocupaba menos de él. El niño sehubiera quedado muchas veces sin comer de no ser por la niña de la cabaña de alado, que le llevaba comida. Un día el ti le dijo:
-Ven conmigo a cazar. El niño estaba muy feliz:
-¿de verdad quieres llevarme?
-preguntó.
-sí- dijo el tío-. ¡Vamos! Y marcharon hacia el bosque. El niño se esforzó mucho en caminar tan sigilosamente como su tío. Pero siempre que en el suelo había una rama seca, lapisaba, a pesar del cuidado que ponía en no hacerlo. El tío no dijo no decía ni una palabra y siguió caminando, adentrándose más en el bosque. Cuando ya habían caminado tanto que el niño no sabría encontrar el camino de regreso al poblado,
Dijo el tío:
-Quédate aquí y espérame.
El niño se sentó en el musgo y esperó, Llego la tarde. Llegó la noche. Bajo los árboles se hizo aún más oscuro. Eltío no regresó.

Y gritó muy alto:
-¡estoy solo, no tengo amigos! ¿Hay alguien que quiera ser mi amigo?
Lo grito una y otra vez. Como nadie contestaba,
Se tumbó en el musgo deseando morir.
De repente fue como si escuchara correr sigilosamente y a tientas muchas patas.
El niño se incorporó y pensó que soñaba. Todos
Los animales del bosque, desde el ratón hasta el gran oso y el majestuosoalce, se habían reunido a su alrededor. –Está muy solo-chilló el ratón-; no tiene ningún amigo. ¿Queremos ser sus amigos?
-¡Sí!-dijeron los animales-. ¡Claro que queremos! Uno de nosotros debe adoptarlo como hijo.
-¿Quién quiere hacerlo?-preguntó. -¡Yo, yo,yo…¡
-gritaron todos los animales. –Así no funciona- gruño la osa-. Cada uno de nosotros debe explicar dónde y cómo vive. Después dejaremosque el niño elija por sí mismo.
-¡De acuerdo!-contestó el ratón-.Empezaré yo.
Nosotros los ratones excavamos túneles a través de la tierra. Ahí abajo esta oscuro y es acogedor. Para comer hay suficiente: semillas, raises…, todo lo que quieras.
-Ratón-dijo el niño-, me gustaría ser tu hijo, pero me temo que soy demasiado grande para tus túneles de tierra.
-¡Ven con nosotros!- dijo la nutria-.Nadie sabe nadar y bucear tan bien como nosotros. pescamos peces y cangrejos y g amos unos con otros siempre que tenemos ganas.
-Nutria-dijo el chico-, me gustaría ser tu hijo, pero no sé bucear ni nadar tan bien como vosotros.
-¡Ven con nosotros!-dijo el castor-.Nosotros los castores talamos árboles y comemos su tierna corteza. Nuestra madriguerase encuentra en el centro del lago. Está caliente incluso cuando hace mucho frio en invierno.
-castor-dijo el niño-, me gustaría ser tu hijo, pero no puedo talar árboles y tampoco comer corteza.
-¡Entonces ven con nosotros!-dijo la ardilla-.Las nueces y las raíces te gustarán. Trepamos a los arboles más altos y saltamos de rama en rama. Ya verás qué bonito es.
-Sí, sería bonito-dijo el niño-,pero no puedo trepar bien, y de ninguna manera sabría saltar de rama en rama.
-¡Ven con nosotros!-dijo la sierva-.Los ciervos corremos por el bosque tan rápido como el viento. Y, cuando cae la tarde, comemos los pastos.
- cierva –dijo el niño-,nada me gustaría más que ser tu hijo, pero no puedo correr tan rápido.
-¡Ven con nosotros!-dijo el lobo-.Nadie camina tan sigilosamente como...
tracking img