Ensayo ética televisiva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1354 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Por que la ética no funciona en el medio televisivo?

"Muy pronto tendrán que elegir entre lo que es correcto y lo que es fácil." (Albus Dumbledore a Harry Potter). Rowling, J.K (2000), “Harry Potter y el Caliz de fuego”. Reino Unido. Salamandra.

Actualmente en la televisión chilena observamos la mayor cantidad de programas de farándula en la historia de esta, en lugares impensables haceaños atrás en una parrilla programática, como por ejemplo, en formato matinales y programas shows prime-time, hasta el extremo de dedicar tiempo para estas trivialidades en los noticieros de algunos canales, con líneas editoriales cuestionables desde tiempos de dictadura, quitando tiempo a noticias internacionales demasiado importantes para la generación de opinión en cuestiones de carácter nacionale internacional.

Considerando que todos los nuevos comunicadores deben pasar por un curso de ética, donde son enseñadas virtudes para edificación del ser humano y el uso de esto para mejorar el medio, esta tendencia debería haber cambiado hace tiempo, pero a mi parecer, como público y espectador con formación audiovisual, el hecho ha ido incrementándose cada vez más, cuando en realidad lacalidad de los programas y de los noticieros debería ser más formadora en valores para la comunidad sin dejar de entretener e informar debidamente.

El señor Rodrigo Danús en el año 2001 con su productora Broadeyes, basándose en segmentos de “cahuines” de algunos shows de la televisión argentina, diseñó este tipo de programas de farándula, en donde se empezó a escudriñar en la vida privada de losfamosos. Esto factura 130 millones de pesos mensuales ¿a costa de qué?, de generar un mal hábito en la audiencia y en la competencia puesto que actualmente existen programas de este tipo en todos los canales de la señal abierta. También los programas de información sensacionalistas, muy de moda luego de las tragedias, facturan mucho dinero a costa de invasión a la intimidad de las victimas. Por lovisto aquí lo que manda es el dinero que este tipo de programas genera ya que el rating atrae a los auspiciadores y se les puede demostrar con estadísticas a los empresarios que los avisos de sus productos serán vistos por muchas personas.

No puede ser que en un país que se supone proyecta estabilidad, compromiso, visión de futuro y la “Do it the Chilean Way” luego del circo mediático delrescate de los mineros, la realidad comunicacional del país sea tan hipócrita dando una imagen del medio comunicacional que no es lo que es.

Las instituciones que forman a los futuros comunicadores poco pueden hacer al respecto, ya que, aunque el docente tenga las mejores intenciones de instruir bien en los valores y virtudes al almuno, al momento de salir de la casa de estudio, el verdaderopanorama es muy distinto. La ingenuidad de los estudiantes al decidir estudiar comunicaciones, por la pasión que les puede generar el mundo de las imágenes o sus ganas de ayudar desde aquí a forjar una sociedad mejor, al final se ve truncada.

Muchos productores, directores y rostros de televisión defienden la idea de los programas de farándula e informes periodísticos sensacionalistas, aduciendoa que “es lo que el público quiere ver”, cuando en la realidad de nuestro país, es el comunicador quién determina lo que el público ve, puesto que la educación en Chile es deficiente para los sectores más amplios, o sea, los más pobres de la sociedad, (considerando que la calidad de la educación es proporcional a la capacidad económica de la familia de los estudiantes) el criterio de la masa aljuzgar lo que ve deja mucho que desear. “La culpa no es del chancho es del que le da el afrecho” Anónimo, cultura popular.

Existe la lógica necesidad de trabajar. El comunicador audiovisual debe pagar cuentas y subsistir como todo el mundo en la sociedad actual, por este motivo al momento de acceder a un trabajo en un programa de farándula o en un noticiero con líneas editoriales dudosas sólo...
tracking img