Ensayo, capítulo xv el número 34 y número 27, el conde de montecristo.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1617 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION:
En este ensayo hablare sobre sobre el capítulo XV de la primer parte de un libro, muy interesante, “El Conde de Montecristo” un clásico de Alejandro Dumas. Esperando el libro sea de su conocimiento me atreveré a analizar tan sólo un capítulo, para mi opinión de gran importancia en la historia. En este capítulo hablaremos de algunos momentos que tuvo que pasar el personaje principalen el Castillo del If.
Para entender un poco mejor la historia a continuación recordare un poco de lo que trata la misma.
La historia se desarrolla en torno al personaje principal Edmundo Dantés, un joven marinero de entre dieciocho y veinte años comprometido con su trabajo y con el bienestar de los semejantes, el libro nos relata cómo fue acusado injustamente y así mismo apresado y llevado ala cárcel por supuestas pruebas entregadas a los tribunales de aquellos tiempos gracias a la traición de Fernando, eterno enamorado de Mercedes, quien sería esposa de Edmundo.
Edmundo es llevado a cumplir su condena en el Castillo de If sin oportunidad de probar su inocencia, ahí sufre durante trece años alejado de las dos únicas personas que amaba en su vida, su padre y Mercedes, crecen en élsentimientos de venganza y rencor para quienes le privaron de su libertad. En prisión conoció a un compañero igualmente inocente, una persona sabia que le enseño muchas cosas, juntos tramaron su escape y algún día Edmundo así es libre.
Conseguida su libertad el joven marinero hecho hombre se convierte en el conde de Montecristo, se introduce en la alta sociedad francesa y comienza a tomar venganzauno a uno de quienes destruyeron su vida.

DESARROLLO:
Capítulo XV
El número 34 y el número 27.
“Dantes pasó por todos los grados de la desgracia que sufren los hombres olvidados en el fondo de una prisión” […] Así comienza este capítulo dándonos un matiz de una persona debatida por la soledad, la tristeza y la desesperación. Nos relata cómo Edmundo cansado de la prisión rogaba a loshombres antes que a Dios y como nada le era concedido, pidió lo cambiaran de calabozo, pidió se le concediera un paseo, libros e instrumentos y no fue escuchado. Dantés demando también un compañero de celda y por miedo a que hiciera un complot tampoco se le concedió. Entonces el prisionero volvió sus ojos a Dios y dirigiendo plegarias encontró un poco de paz, recordó oraciones enseñadas por su madre yun sentido de la vida que momentos antes ignoraba.
Edmundo al no encontrar consuelo ni respuestas fue llenando su espíritu de sombras, de angustia y de sed de venganza por no saber siquiera la razón de su prisión. Lanzaba blasfemias que hacían retroceder al carcelero, y en su mente planeaba castigos a sus malhechores desconocidos, pero nada le parecía suficiente para hacerles pagar sudesgracia. Imaginaba muchas cosas y al final caía en la cuenta de que matarlos sería darles paz, tantas veces lo pensó que cayó en las ideas del suicidio.
Desgraciado sentía hundirse y sin salida, al recordar su vida pasada que le parecía hermosa y veía su futuro con horror, miraba el morir como un remedio. Esa idea se fue apoderando de él, en su espíritu germinaba el deseo de morir, planeo dos medios,el primero ahorcarse y el segundo dejarse morir de hambre, de las dos opciones la primera le pareció repugnante puesto que así hacían morir a los piratas colgados de la verga de los barcos, entonces opto por la segunda.
Ese mismo día, puso en práctica su plan, el carcelero llevaba la comida y Dantés la tiraba por la pequeña apertura de la ventana sin que el otro lo viera, al principio lo hacía congusto después con reflexión y al final con disgusto, llegaban los días en que la carne putrefacta le parecía apetitosa y casi rompía su promesa, solamente no lo hiso por no fallarse a el mismo.
Edmundo estaba moribundo ya no veía y casi no escuchaba, cuando cerca de las 9 de la noche escucho un ruido sordo en el muro sobre el cual estaba recargado, recobró entonces esperanza y pensó que...
tracking img