Ensayo comparativo entre “crónica de una muerte anunciada” y “la perla”.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (755 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo comparativo entre “Crónica de una muerte anunciada” y “La perla”.

(...) Mientras que si somos orgullosos, seremos presa de los celos y la ira y veremos con desprecio a los demás y así loúnico que lograremos es que reine la infelicidad “ (Dalai Lama)

A continuación se desarrollará un ensayo comparativo entre las novelas “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez y“La perla” de John Steinbeck. A pesar de que ambos escritores pertenecen a sociedades distintas, no les impide realizar novelas con elementos similares; es por eso que realizaremos una breve comparación.El propósito de esta tesis es analizar el descontrol de las emociones como el elemento que se desarrolla en ciertos personajes dentro de las obras, como Kino que se ve afectado por acciones previasde personajes terceros. Las obras, sin ser semejantes en el ámbito social, el descontrol de las emociones es llevada al mayor grado de horror y ejecutada con una frialdad total.
Tanto en la novela“Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez como en “La perla” de John Steinbeck, los personajes experimentan el descontrol de sus emociones como consecuencia de acciones previas depersonajes secundarios y terciarios, al igual que sus actitudes y situaciones en las que se encontraban.

En la obra de “La perla” de John Steinbeck, identificamos que el descontrol de las emociones deKino es producto del intento de robo de parte de un intruso por lo que el protagonista decide actuar y llega a asesinar al ladrón.

Un furor salvaje llenó el pecho de Kino, su mano buscó entre lasropas su cuchillo y saltó como un gato rabioso, buscando a tientas al intruso que ocupaba aquel rincón de su casa. Tocó tela, le dirigió un golpe con su cuchillo y lo erró, descargó otro, y entonces sucabeza pareció estallar de dolor y vio extrañas lucecitas. Algo se escurrió velozmente por el umbral, se oyeron pasos precipitados, y luego silencio. (Steinbeck, 23)

En esta cita podemos...
tracking img