Ensayo de condorcet

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4593 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Educación para la ciudadanía

VICTORINO MAYORAL

II FORO «IBEROAMÉRICA EN LA ESCENA ECONÓMICA INTERNACIONAL: INVERSIONES Y EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO».
UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS, MADRID (ESPAÑA), 14 DE DICIEMBRE DE 2005

Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653)
nº 41/3 – 25 de enero de 2007
EDITA: Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y laCultura (OEI)

http://www.rieoei.org/deloslectores/1797VictorinoMayoral.pdf

1. Introducción

El año 2005 ha sido declarado por el Consejo de Europa como año europeo de la educación para la ciudadanía, con el objeto de resaltar que la educación tiene un papel crucial para el desarrollo de la misma en el ámbito del sistema de vida democrático. El Gobierno español, por medio del Ministeriode Educación y Ciencia, ha seguido las recomendaciones aprobadas por el mencionado Consejo al proponer como política a desarrollar en este sentido, una educación ético-cívica para la ciudadanía que sirva para articular la convivencia en el pluralismo propio de una sociedad compleja; promover la participación ciudadana, la tolerancia y la racionalidad; desarrollarel pensamiento crítico y, en definitiva, para impulsar una educación en valores.

Se trata no tanto de sustituir como de completar y mejorar los planteamientos de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) en lo relativo a la educación en valores, sumando, al proyecto educativo del centro y a la transversalidad, una aportación —en cierta medidanovedosa—, como concreción curricular por medio de la educación para la ciudadanía. Decimos que es «novedosa en cierta medida» porque ya fue creada en su día la Educación Ético-Cívica, como materia curricular en 4.º de Secundaria Obligatoria.

La educación para la ciudadanía debe ser un factor que sirva para mejorar la convivencia, la cohesión y la integración social. Lasociedad, valiéndose de los poderes públicos representativos, debe adoptar medidas que, por medio de la educación, sirvan para prevenir o corregir nuevos y viejos fenómenos que constituyan graves amenazas para la comunidad, como lo son las diversas manifestaciones de violencia: escolar, juvenil, doméstica, de género, en el deporte, en el tráfico, terrorista, sexual o puramente criminal.También son graves amenazas las diversas formas de intolerancia, fanatismo y fundamentalismo; el racismo y la xenofobia; la marginación de minorías y la exclusión social; la insolidaridad social y territorial y el enfrentamiento incentivado entre comunidades territoriales, étnicas o culturales. Además de los peligros de control y monopolización de la opinión pública, del pensamiento y la libertad deexpresión, a través de los grandes medios de comunicación de masas.

Los poderes públicos y los diferentes agentes sociales no pueden permanecer pasivos o indiferentes ante tales peligros. Deben actuar, están obligados a ello. Pero lo deben hacer poniendo en el centro y en el fundamento de sus actuaciones valores comunes y compartidos por todos. Esos valores están en laConstitución, cuyo artículo 27.º 2) contiene un mandato: «La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales». Así pues, un modelo de educación para la ciudadanía inspirado en los principios democráticos de convivencia, superador de partidismos e ideologías; uninstrumento capaz de integrar respetando las diferencias. Porque, en definitiva, la Constitución misma por la que hoy nos regimos no es sino un pacto de convivencia, inspirado en valores para la convivencia. En consecuencia, la educación para la ciudadanía debe reflejar tal pacto y tales valores, con objetividad, con neutralidad y con transparencia.

En este campo nadie debe tratar de imponer...
tracking img