Ensayo de jose maria arguedas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2909 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
José María Arguedas

José María Arguedas Altamirano, fue un gran escritor, antropólogo y etnólogo peruano. Escribió grandes novelas y cuentos que lo llevaron a ser considerado uno de los tres grandes representantes de la corriente indigenista en el Perú, junto con Ciro Alegría y Manuel Scorza. Introdujo en la literatura indigenista una visión interior más rica e incisiva. La cuestiónfundamental que se plantea en sus obras es la de un país dividido en dos culturas: La andina de origen quechua y la urbana de raíces europeas, que deben integrarse en una relación armónica de carácter mestizo. Con grandes dilemas, angustias y esperanzas que ese proyecto plantea son el núcleo de su gran visión.

Su labor como antropólogo e investigador social no ha sido muy difundida, pese a su importanciay a la influencia que tuvo en su trabajo literario. Se debe destacar su estudio sobre el folclore peruano, en particular de la música andina; al respecto tuvo un contacto estrechísimo con cantantes, músicos, danzantes de tijeras y diversos bailarines de todas las regiones del Perú. Su contribución a la revalorización del arte indígena, reflejada especialmente en el huayno y la danza, ha sidosumamente importante.

Fue además traductor y difusor de la literatura quechua, antigua y moderna, ocupaciones todas que compartió con sus cargos de funcionario público y maestro.

“José María Arguedas es el escritor de los encuentros y desencuentros de todas las razas, de todas las lenguas y de todas las patrias del Perú. Pero no es un testigo pasivo, no se limita a fotografiar y a describir,toma partido.”, (Gustavo Gutiérrez, Entre las Calandrias)

José María Arguedas Altamirano nació el 18 de enero de 1911 en Andahuaylas. Era hijo de Víctor Manuel Arguedas Arellano, un abogado cuzqueño que ejercía de Juez en diversos pueblos, y de Victoria Altamirano Navarro, perteneciente a una acaudalada familia de Andahuaylas. Cuando tenía dos años y medio de edad, falleció su madre, víctima decólicos hepáticos; pasó entonces a vivir a la casa de su abuela paterna, Teresa Arellano, en la ciudad de Andahuaylas. En 1915, su padre, al ser nombrado Juez de primera instancia de la provincia de Lucanas, departamento de Ayacucho, se trasladó a dicha sede, en 1917 se casó con una rica hacendada de San Juan de Lucanas, Grimanesa Arangoitia Iturbi viuda de Pacheco. El pequeño José María viajóentonces a Lucanas, para reunirse con su madrastra; el viaje fue todo un acontecimiento para él, como lo recordó siempre. La familia se instaló en Puquio, la capital de la provincia. En 1919, tras la ascensión al poder de Augusto B. Leguía, el padre, que era del partido contrario, fue removido de su cargo de Juez y tuvo que tornar a su oficio de abogado litigante y viajero, trajinar que solo le permitíahacer visitas esporádicas a su familia.

Tuvo una infancia muy dura ya que no tuvo una buena relación con su madrastra ni con su hermanastro Pablo Pacheco. Su madrastra sentía por el un evidente desprecio, y en una ocasión lo mandó a convivir con los criados indígenas de la hacienda. Por su parte el hermanastro lo maltrataba física y psicológicamente e incluso en una ocasión le obligó apresenciar la violación de una india. La figura de este hermanastro habría de perdurar en su obra literaria personificando al gamonal abusivo, cruel y lujurioso. Solo entre los indios sintió el afecto que le fue negado por la que n ese momento creía era su familia, identificándose con la idiosincrasia de aquellos, basada en el amor a la naturaleza.

En julio de 1921 se escapó de la casa de la madrastrajunto con su hermano mayor Arístides; ambos fueron a la hacienda Viseca, propiedad de su tío Manuel Perea Arellano, situada a 8 km de San Juan de Lucanas. Allí vivieron durante dos años, en ausencia del padre, conviviendo con los campesinos indios a quienes ayudaban en las faenas agrícolas. Para José María fueron los años más felices de su vida.

En 1923 abandonó su retiro al ser recogido...
tracking img