Ensayo de la higiene mental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2482 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HIGIENE MENTAL
SaMun
Con su definición de la «dietética del alma» como la «teoría sobre los medios con que se guarda la salud del alma misma» (Zur Diätetik der Seele [W 18381), E. Frh. v. Feuchtersleben marcó la importancia y necesidad de cuidar y mantener sano no sólo el cuerpo, sino también el alma. Lo que, actualmente entendemos por h.m. o cuidado de la salud psíquica, coincide completamenteen su finalidad con esta definición.
Como movimiento moderno la h.m. fue creada en los Estados Unidos el año 1908 por obra de C.W. Beers (A Mind that found itself [Lo 19081). El iniciador llamó la atención del público sobre la situación en los manicomios (que él conocía por sus propios ojos) y exigió su mejora, así como medidas que evitaran la aparición de perturbaciones psíquicas. Después deretrocesos durante las dos guerras mundiales, la idea se difundió a partir de 1945. Promovida por J.R. Rees, se fundó la World Federation f or Mental Health (organización internacional para la salud mental); en la mayoría de los Estados existen ramas nacionales de la organización, que se dedican a la aplicación práctica de la higiene mental.
La h.m. tiene por objeto, de una parte, combatir con lamáxima eficacia las perturbaciones psíquicas ya existentes y, de otra, actuar profilácticamente (prevenir es mejor que curar). Si se quiere practicar la h.m. en este doble sentido, es indispensable: a) tener en cuenta los modernos conocimientos científicos sobre el origen y el desarrollo ulterior de las enfermedades psíquicas; b) fundar cada vez más instituciones que apliquen estos conocimientospara bien del individuo y de la población. Esta aplicación práctica comprende dos grandes campos de tarea:
1. El cuidado de los enfermos mentales. Según la concepción actual, la causa de las enfermedades mentales ha de buscarse, de un lado, en factores hereditarios y, de otro lado, en trastornos orgánicos (p. ej., perturbaciones del metabolismo). Además, las conmociones y los conflictos psíquicosejercen una influencia decisiva tanto en la aparición como en el curso de las enfermedades mentales. Para la psiquiatría moderna, los enfermos mentales deben ser tratados como cualesquiera otros enfermos en lo relativo a su alojamiento y a la prognosis de los métodos. Sin embargo, la postura de la mayoría se queda muy atrás respecto de este postulado; para ella, el enfermo mental es hombre desegunda clase, está marcado como el antiguo paciente de una clínica o un instituto psiquiátrico. Aun en el caso de que se logre sanar al paciente por medio de la terapia moderna (cosa que es cada vez más posible), a menudo es sumamente difícil protegerlo contra la actitud desamorada y hasta hostil del ambiente. Como consecuencia de este comportamiento sin comprensión, se dan recaídas de suyo evitables.El principio de toda la medicina de que, cuanto antes se inicia el tratamiento de una enfermedad, tanto mayores son las perspectivas de curación, también tiene validez en la psiquiatría; por eso, el pronto tratamiento es una necesidad para el paciente. El miedo del enfermo, y de quienes lo rodean, al psiquiatra y a la psiquiatría, conduce frecuentemente a dilatar el comienzo del tratamiento, locual tiene'fatales consecuencias. Combatir ese prejuicio contra la psiquiatría es una de las tareas capitales de la h.m. práctica.
2. El tratamiento de personas que no son propiamente enfermos mentales, pero se apartan psíquicamente «de la norma». En este contexto hay que combatir resueltamente el prejuicio de que el psiquiatra se incline a considerar a todo el mundo como psíquicamente anormal. Eljuicio en este punto debe tener exclusivamente lugar de acuerdo con el comportamiento de una persona; sólo cuando alguien se convierte en problema para sí mismo o para la comunidad, existe motivo para un tratamiento psiquiátrico. Por desgracia, el número de tales casos, sobre todo de neuróticos o psicópatas, aumenta hoy más y más, de suerte que las tareas de la h.m. son cada vez mayores.
En...
tracking img