Ensayo de la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (380 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUERTE

Desde pequeños nos han hecho pensar que la muerte es algo extrínseco. Algo que algún día nos adviene y “nos asesina”.
Desde mi punto de vista la muerte no es el cuchillo que nosdesgarra los hígados o el borracho que con su revolver nos hace explotar en mil partículas el cerebro, todas estas cosas simplemente provocan nuestra muerte, no son la muerte; la muerte la llevamos ennuestras propias entrañas, de nada serviría acuchillar a un “ángel inmortal”.La muerte no está, pues, en la hoja de acero sino en la vida palpitante que esa navaja desgarra.
La muerte la llevamos dentro,estamos desde el principio embarazados de ella, somos pura capacidad de muerte.
Así q siendo la muerte parte de nuestro ser debemos amarla, respetarla y no temerle por el simple hecho de que siendoparte de mi paradójicamente no conozca nada o comprenda mas de ella.
Hay que sacar de nuestro disco duro eso de que la muerte es un fin, es el terminar de la vida. Si la miramos de otra manera lamuerte mas que un fin hace parte de la trascendencia de nuestro ser, es una evolución, hace parte del devenir del cambio al que estamos sometidos por el simple hecho de existir, de ser seres vivientes.
Elalma es espiritual y no puede morir; pero nos morimos porque además de espirituales somos materiales; y lo material se divide o corrompe.
Es así como me declaro creyente de aquel pensamiento quedice que sí hay vida después de la muerte, puesto que el alma sigue su camino; como la piel de una serpiente, la piel que se muda se deja en algún lugar del camino pero la serpiente con una piel renovadasigue su recorrido.
Es normal que a nosotros los occidentales nos entristezca la muerte y que pensemos que desde que nacemos ya estamos jóvenes para morir, nunca disfrutamos la vida por el simplehecho de estar visualizando la muerte como el fin de nuestro camino, vivimos aceleradamente en pro de la muerte y no de la vida; bastante diferente nuestra concepción a la de los orientales quienes...
tracking img