Ensayo de mexico barbaro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo

Capítulo I Los esclavos de Yucatán

Capítulo XI Cuatro huelgas mexicanas

Capítulo I Los esclavos de Yucatán

Es impresionante observar cómo es que manejan la esclavitud a través de deudas inexistentes y de la manipulación de las necesidades básicas y como las autoridades gubernamentales aceptan y participan en todo esto por su conveniencia y pasa por alto la Constitución y lasleyes.

John Kenneth Turner, nos relata de una manera objetiva, sentido analítico, realista, sin ninguna presión de cualquier índole, sólo con la convicción de mostrar los hechos tal cual los va observando, muestra las condiciones inhumanas en las que vivieron estos más de 100 mil esclavos mayas, indios yanquis y chinos, niños y adultos que se encontraban en manos de 50 reyes del henequén, en laépoca del régimen de Porfirio Díaz. Muestra el lado obscuro de éste régimen, donde el pueblo se encontraba totalmente dominado por los militares y los hacendados. Los hacendados no le llaman esclavitud le denominan servicio forzoso por deuda, ya que es así como los consiguen, aprovechándose de sus necesidades y obligándolos a pedir prestado, quedando a su merced.

Relata cómo en Mérida Yucatánexisten haciendas tan grandes que cada una parece una pequeña ciudad, además de someter a los trabajadores, también la prensa es sometida y perseguida, los hombres y niños son vendidos y comprados con todo y papeles, de manera individual o por millar y al ser vendidos la deuda se transfiere con ellos.

La comida era muy poca, insalubre y las cuotas que tenían que cubrir eran exageradas paramantenerlos endeudados y para que su esposa e hijos trabajaran también para poder cubrir la cuota diaria de trabajo que se le había pedido, pero ni aun así la podían cubrir. Las jornadas de trabajo iniciaban antes de las 4 a.m. y termina cuando ya no se puede ver y en ocasiones siguen trabajando. Trabajan a destajo y su paga es librarse del castigo.

Relata cómo los hacían comprar en sus tiendas ya queno les pagan en dinero si no con créditos donde los precios eran exagerados, prohibiéndolos comprar en otros lugares, sin embargo estas personas no ven otra salida más que someterse a los maltratos, no tiene ayuda de ningún medio, todas las condiciones estaban en su contra.

Varios de ellos mueren en los primeros años ya sea por las condiciones insalubres que les causan enfermedades o a golpesy si enferman rara vez tienen servicio médico, pero no les importa a los hacendarios, ni son condenados ni juzgados, ya que éstos son reemplazados por asalariados de la ciudad.

La mayoría de ellos son encerrados todas las noches para evitar que escapen, pero escapar es en vano ya que tiene fotografía de las personas y si escapan son buscados, regresados y castigados a veces hasta la muerte, porlo que deciden mejor quedarse a tratar de pagar su impagable deuda.

Además de explotarlos, lastimarlos, la comida que por lo cierto relata que solo era una al día, es insalubre, la cual consistía en pescado rancio, dos tortillas y frijoles sin condimentos. Pero si les daba hambre se les permitía llevar al campo dos bolas, del tamaño de un puño, de masa fermentada que podían comer si les dabahambre.

Relata la crueldad de estos hacendados, donde uno de sus pasatiempos era ver como los azotaban mientras se fumaba un cigarro, según ellos era un castigo por alguna falta que habían cometido.

John Kenneth Turner presenta a los estadounidenses la forma en que opera esta república, donde no existe democracia, ni elecciones reales, y mucho menos garantías individuales, donde artículos Ifrac. 1 y V frac. 1 de la carta magna son violados.

Pero a pesar de todo esto, a Kenneth le impresiono la hermosura de Mérida, ya que está construida con grandes parque, edificios públicos, palacios, construcciones millonarias que el municipio ha gastado pero yo me pregunto a costa de que, del sufrimiento de un hermano, donde los campos están bañados de sangre.

Capítulo XI Cuatro huelgas...
tracking img