Ensayo del humanismo y la formacion de valores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4703 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FILOSOFÍA Y TRADICIÓN

Francisco Leocata

1. El origen del problema

El hombre actual está acostumbrado a considerar la actividad filosófica, eminentemente racional, en una cierta contraposición con el concepto de tradición. Esta última, en efecto, hace referencia al pasado, mientras que el quehacerfilosófico está íntimamente ligado al sentido crítico. Es sin embargo inexacto que las cosas se hayan siempre presentado así. El momento de la historia cultural de occidente en el que la filosofía, en cuanto actividad guiada por la razón, se contrapone a las tradiciones, es el Iluminismo.[1]
Es innegable que en los inicios de la era moderna, con las obras de Descartes y de Bacon, elpensamiento filosófico establece un corte con todo su pasado y quiere fundar una nueva era, basada en la razón y en la ciencia.[2] También intenta superar los prejuicios debidos a las enseñanzas anteriores. Sin embargo es sólo con la Ilustración, en el siglo XVIII, cuando se emprende una crítica radical a la idea de tradición, por estar ella ligada a la autoridad de una religión revelada. En su Ensayo sobrelas costumbres y el espíritu de los pueblos (1744),[3] Voltaire contrapone las tinieblas del Medioevo a las nuevas luces de la razón moderna, inaugurando en cierto modo la conciencia histórica de una ruptura frente a la tradición. Los colaboradores de la Enciclopedia, como Diderot y D’Alembert, trazan las líneas de un nuevo mapa cultural en el que la razón, en relación con los datos sensoriales,genera los diversos dominios de las ciencias, prescindiendo de la autoridad transmitida por tradición, a menos que cuente con el aval de una demostrabilidad basada en una crítica racional. Condorcet describe los progresos del espíritu humano a lo largo de la historia, abandona los lastres religiosos y metafísicos del pasado y señala con entusiasmo un futuro indefinidamente perfectible.Sucedió entonces como si la mirada de la cultura europea se hubiera dirigido hacia delante, quebrando el hilo de continuidad que la tenía atada al pasado, y que tenía su centro en la tradición religiosa y metafísica.
Como dije, no puede dejar de advertirse, en las grandes obras de Descartes, Bacon y Galileo, una plena conciencia de plantear el camino de la filosofía y de la ciencia como unacierta fractura respecto de la tradición. Sin embargo queda en esos autores la vigencia de amplios espacios para la tradición religiosa, moral o estética. Con la Ilustración se consuma el paso a una ruptura total con la tradición, por considerársela ligada a un principio de autoridad que quitaba autonomía a la razón. En su famoso opúsculo ¿Qué es la Ilustración?[4] Kant respondía que se daba unacultura ilustrada en la medida en que el hombre llegaba a una mayoría de edad, en la que podía dejarse guiar por la razón crítica, desvinculada de la autoridad dogmática, de los prejuicios y de una doctrina impuesta por el peso del pasado. Mucho más acentuada es la brecha entre tradición y razón moderna en la obra de Rousseau.[5]
El movimiento romántico alemán, con la obra de Fr. Schlegel, W.Von Humboldt, Herder, Schleiermacher, reaccionó contra esta idea de la antinomia entre razón y tradición, y revalorizó de un modo como no se había expresado antes, la idea de tradición.[6] El romanticismo es el primer movimiento que pone en primer plano la idea de tradición. Los románticos veían que con la afirmación unilateral del poder de la razón se perdían muchos valores, y que la resultantehabría de ser una civilización desencantada, sin mitos, sin transmisión hereditaria del patrimonio cultural del pasado: o sea, una civilización olvidada de sus propias raíces y negadora de sus orígenes.
El impulso de ruptura de la ilustración con la tradición tuvo algunos aspectos progresivos: permitió el despliegue autónomo de las ciencias modernas, la configuración de nuevas estructuras...
tracking img