Ensayo del libro el camino del guerrero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1261 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
II. METÁFORA

Muy pronto en la novela, en su discurso sobre la Edad de Oro, D. Quijote identifica los problemas de su mundo como esencialmente lingüísticos. Detrás de la pérdida de la verdad y la inocencia está el problema del lenguaje:

Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron el nombre de dorados ... porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dospalabras de tuyo y mío. ... Todo era paz entonces, todo amistad, todo concordia.. ... Entonces se decoraban los conceptos amorosos del alma simple y sencillamente del mesmo modo y manera que ella los concebía, sin buscar artificioso rodeo de palabras para encarecerlos. No había la fraude, el engaño ni la malicia mezclándose con la verdad y llaneza.
(I, 157-158)

La clave de la corrupción del mundomoderno estriba, según D. Quijote, en ese distanciamiento que ha introducido el lenguaje entre las palabras y las cosas. La introducción de distinciones como tuyo y mío; la incapacidad para expresar sencillamente el amor tal y como es, todo esto trae consigo una disolución de los límites entre la verdad y el engaño y contribuye, en suma a la pérdida de la inocencia de la Edad de Oro.

Si conéste comparamos su otro gran discurso, el de las armas y las letras (I, 448), en el que reconoce como su misión la de conservar o restaurar la paz, la unidad, el orden, parece claro que al menos una de las misiones de nuestro caballero desfacedor de tuertos será la de deshacer ese abismo entre la expresión y su significado y devolver el mundo a su prístina inocencia.

Desgraciadamente para él, ensu intento D. Quijote se ve atrapado por lo que Frederic Jameson denomina “la cárcel del lenguaje”. Para D. Quijote, el verdadero poeta es aquél que únicamente imita la naturaleza, aquél cuya pluma simplemente transcribe la verdad que subyace en la naturaleza.

... el poeta nace: ... del vientre de su madre el poeta natural sale poeta; y con aquella inclinación que le dio el cielo, sin másestudio ni artificio, compone cosas, ... También digo que el natural poeta que se ayudare del arte será mucho mejor y se aventajará al poeta que sólo por saber el arte quisiere serlo; la razón es porque el arte no se aventaja a la naturaleza, sino perfecciónala; así que, mezcladas la naturaleza y el arte, y el arte con la naturaleza, sacarán un perfectísimo poeta.
(II, 143)

Pero D. Quijote sabetambién muy bien que para ser capaz de imitar, uno debe ser consciente de los parecidos o similitudes, lo cual forma la base de la metáfora. Tan pronto como esta capacidad para metaforizar aparece, desaparece la referencia directa a la realidad, con lo cual, la búsqueda se hace inútil, la realidad se esfuma una vez más. El proceso se ve claramente en el propio discurso de la Edad de Oro. Don Quijoteintenta recrear la Edad de Oro imitando su lenguaje, pero las palabras que usa no son más que, a su vez, una imitación del lenguaje que él ha leído en los libros de caballerías. La única forma que tiene de recuperar un lenguaje “no adulterado” es adulterando su discurso, lo cual destruye su propia tentativa. Como decíamos más arriba, nuestro protagonista se ve atrapado en su propia cárcel dellenguaje.

En su afán por solucionar ese problema que crea la separación entre la realidad y el lenguaje, D. Quijote se ve inclinado a eliminar no sólo la diferencia entre significante y significado, sino incluso a asimilar las diferencias entre distintos significantes englobándolas bajo un mismo significado, como veremos más adelante en el caso de los molinos/gigantes, y actuando en consecuencia.Esta es la clave del peculiar y enorme ingenio de D. Quijote para la metáfora. El Caballero de la Triste Figura crea a su alrededor un mundo basado en la asimilación de diferencias que trae como consecuencia la indeterminación absoluta del mundo real.

La distancia insalvable entre palabra y realidad es para D. Quijote una fuente constante de ambigüedad, engaño y equívoco. Para él siempre hay...
tracking img