Ensayo del porfiriato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1537 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
Ensayo del Porfiriato

Ernesto Lira Hernández
2°A #22
Historia de México II
Miss. Ana María Leyva Trias

Fecha de entrega: viernes 14 de octubre del 2011
“Poca política y mucha administración; lo que México necesitaba”
Sentimientos de traición y de rabia pero también de orgullo y admiración abundan en el tema del Porfiriato. Perosólo cuando te sientas a pensar un poco sobre el mexicano en tiempos pasados, el mexicano en esa época y el mexicano de hoy en día; te das cuenta cuanta falta nos hizo y en ocasiones nos hace falta un gobernante como Díaz, si, tal vez dictador, pero también tan determinado que saco adelante a un pueblo tan hundido y lastimado que es de admirarle.
Un dictador se caracteriza por suprimir y cumplirlo que él mande. Y para ello Porfirio Díaz no fue la excepción, y algunos critican esas acciones que suprimiendo y mandando con fuerza y frialdad logró cumplir. Aunque tal vez, analizando los hechos o las circunstancias nos daremos cuenta que no había otra opción de salida y si no fuera por las a veces inhumanas características del Porfiriato, México como nación y pueblo no sería lo que hoytenemos. Quien sabe, tal vez hasta una reconquista hubiera llegado a nosotros, quizás estaríamos muy por debajo de la posición social y económica de la mayoría de los países americanos. Afortunadamente el beneficio del Porfiriato está eternamente marcado en nuestro presente.
Poco después de múltiples gobiernos un tanto mediocres en los que Porfirio Díaz pudo observar y hasta participar en contra o conellos pudo observar errores claros que en un futuro corrigió en su gobierno. Crítico y audaz fueron dos grandes valores que lo impulsaron a lograr el progreso soñado por un militar cansado de la humillación a su país. El ego y la ambición también lo acompañaron de la mano haciendo su camino aún más exitoso; de no habernos encontrado con un hombre tan ambicioso, habríamos sumado otro políticomediocre en el ámbito de acciones y planes.
México vivía una etapa de peleas internas que como en la actualidad, sólo interrumpen el progreso y como cangrejos nos tenemos impidiendo nuestro propio desarrollo con tal de perjudicar al otro y beneficiarse a uno mismo; esto realmente te hace pensar si realmente vale la pena que tantos mexicanos perdieran la vida en constantes intentos por destruir esegrupo soberbio y codicioso que frenan los avances.
Díaz no sólo fue el primer presidente con un carácter tan fuerte y decidido que no tuvo mayor problema con las disputas liberales y conservadoras. No sólo entendió que México se convertía en el traspatio de múltiples países que aún lo tomaban en cuenta como un país sin libertad y fácil de reconquistar. Sino que también amplió los horizontes ydio la importante iniciativa de actuar como ningún otro político lo había hecho para meter a México a una nueva etapa de levantamiento social, económico y político.
Es cierto que impuso la paz, pero la paz llegó por primera vez en mucho tiempo a México. Más aun cierto que inmensas ganancias eran destinadas a inversionistas extranjeros, pero correctamente México se hacía de un país respetable yestable en la economía. Muchas vidas padecieron en la construcción del inmenso proyecto del ferrocarril; pero ganamos con tanto poder un sistema de comunicación que hasta hoy en día seguimos usando y viendo las numerosas ventajas y es al cien por ciento una inversión que vale hasta su último centavo. Pocos fueron los ciudadanos que disfrutaron de las verdaderas modernizaciones en las ciudades, aunmenos los ciudadanos mexicanos; pero estéticamente éramos envidiados y respetados por la infraestructura y arquitectura que adornaban y daban viveza al pueblo. A pesar de la inmensa ignorancia del pueblo mexicano en el ámbito internacional, el país azteca tenía un inmenso respeto de parte de Europa; ni un país pensaba en un México débil, al contrario, ahora hasta nos temían. El Gral. Díaz...
tracking img