Ensayo el caracazo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR
UNIVERSIDAD PEDAGOGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR
INSTITUTO PEDAGÓGICO DE MATURÍN
MATURÍN, ESTADO MONAGAS

[pic]

PROFESORA: BACHILLER:

DARIELA DOMÍNGUEZ DANNY VILLARROEL

SECCIÓN 05

MATURÍN, MARZO DEL 2009
Laprofundización de la democracia es hoy más que nunca una necesidad urgente y una práctica que debe ser incorporada en nuestra vida cotidiana. El derecho a elegir nuestros representantes a los cargos públicos, la posibilidad de expresarnos libremente, la oportunidad de vivir en democracia, todas esas condiciones que consideramos eternas o naturales como si hubiesen estado allí siempre, son más bienderechos que los venezolanos hemos venido conquistando de manera progresiva a lo largo del tiempo.

Hoy más que nunca hemos de entender la importancia de educar y ser educado para "vivir en democracia" y de lo necesario que resulta el fortalecimiento de los valores de manera masiva y constante para todos los ciudadanos. Es a la vez un llamado ético a asumir la responsabilidad individual que cadaquién debe tener para la construcción de una sociedad más justa, participativa y que progrese. Gente que esté dispuesta a cumplir sus deberes y a defender sus derechos.

La sociedad venezolana viene labrando, desde el viernes negro en 1983, la masacre de El Amparo en 1988, el Caracazo de 1989, el golpe del 4 de febrero de 1992, entre otros sucesos; un proceso social y político, en partereactivo y en parte orgánico, que reivindica la necesidad de un cambio profundo por una mayor justicia e inclusión social a través de la profundización de la democracia. Ese anhelo era anterior al proceso sociopolítico que llevó al poder en 1998 a Chávez y la alianza de fuerzas que entonces lo apoyaba.

Si bien los problemas de la sociedad venezolana eran de vieja data, algunos tan viejoscomo la conformación misma de la sociedad, también percibimos en nuestro haber dividendos positivos derivados de nuestra trayectoria social en el tiempo, en especial desde la democracia instituida en 1958. Esos problemas históricos se potenciaron con el deterioro socioeconómico sostenido que hemos sufrido desde fines de los años 70, y del cual aún no vemos salida. A esto, añadimos los funestosefectos de programas de ajuste y reestructuración económica de naturaleza neoliberal, divorciados de nuestra realidad, que agudizaron y profundizaron la exclusión económica, social, cultural y política en Venezuela.

Pero así como se habla de los defectos de construcción y desenvolvimiento de nuestra sociedad en el tiempo, también se debe reconocer el proceso de internalización de nuestrosderechos como ciudadanos de una sociedad democrática, que nos aportaron los actores de la democracia representativa, llamada "Pacto de Punto Fijo". Venezuela es hoy un caso paradigmático de democracia participativa en el mundo, porque ella se origina entre otras causas, de la democracia representativa previa, cuyo Estado entendió y sembró en el pueblo, si bien no practicó a cabalidad, la democracia,entendiéndola tanto como un régimen de libertades públicas como un régimen con aspiraciones de igualdad y justicia social. A lo largo de los años 80 y 90, los ciudadanos y ciudadanas retiraron crecientemente su confianza y votos a nuestra democracia representativa y a sus actores hegemónicos.

La incapacidad de esos actores para encontrar respuestas creativas a la crisis, su crecienteinsensibilidad social ante el agravamiento de la exclusión de las grandes mayorías, su ensimismamiento en una realidad cada vez más reducida a sus entornos privados y privilegiados, impulsó un rechazo de la política y de los políticos que prevaleció en el clima político de esos años. Con la masacre de El Amparo y el Caracazo, episodios imborrables por revelar el estado de descomposición de nuestra...
tracking img