Ensayo gf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1091 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GUILLERMO FADANELLI VERACRUZ (de la conversación y la vagancia)
En el accidentado transcurso de mi vida he conocido personas tan distintas entre sí como podrían serlo un molusco y un ave del paraíso; en ocasiones, sentado en la mesa de un bar y rodeado de amistades, he tenido la sensación de que me encuentro conversando con seres de otro planeta: sus experiencias, sus gustos etílicos, susingular concepción de la vida o su extraña manera de habitar el mundo me desconciertan profundamente. Si me pusiera pesado y a cada uno de ellos le preguntara acerca de la humanidad es decir, si existe algo así como los valores humanos- obtendría respuestas de lo más abigarradas. Se me respondería que vivimos en una época posthumana o que el humanismo es un concepto burgués, e incluso que lasdiferencias entre las más diversas culturas que sobreviven en el planeta hacen impensable una locura clásica como el humanismo. Quizás el más cuerdo de todos levantaría los hombros de forma displicente y cambiaría de tema. Y yo no me sentiría para nada ofendido. Recuerdo que hace casi una década, cuando viajaba con rumbo a Veracruz, la tierra donde nació mi madre, viví un modesto incidente que se aparece enmi mente cuando menos lo espero. El calor derretía los cristales de la ventana, y el olor marítimo se colaba dentro del modesto autobús de pasajeros, como si una ola nos hubiera tomado a todos por sorpresa dejando su aroma a sal y corales prehistóricos. Después de mirar el paisaje durante casi todo el camino decidí abrir una voluminosa novela de Norman Mailer que había comenzado días atrás. Eneso estaba cuando me percaté de que una niña de escasos diez años me miraba con una atención desoladora. Sentí su mirada de venado recorrer mi rostro desde el asiento posterior. De la atención

desoladora pasó a escudriñar mi libro como si sospechara que dentro de él había algo más que letras. Acaso era probable que aquel hombre ensimismado en la lectura llevara una televisión oculta en el libro.Cuando la madre vio a su hija casi encima de mí la reprimió, le dijo que me dejara estudiar en paz: “El señor está estudiando, no lo molestes.” Puesto que ninguno de los cuarenta pasajeros leía se me debió ver como a un estudioso repasando las lecciones para la clase siguiente, un esforzado profesor camino a su salón de clases: un hombre de estudios. Me di cuenta entonces que para muchas personasleer es lo mismo que estudiar, dar dirección a la lectura y obtener beneficios de ella. En una sociedad tan pobre como la mexicana leer por placer o leer nada más para ver qué se encuentra uno en el camino parece un despilfarro inmerecido: si leemos debe ser para progresar o ser mejores, para escapar de la miseria e intentar atenuar el sufrimiento de quienes deben trabajar sin descanso para estarvivos. Lo contrario parece un acto arrogante que la comunidad no tiene por qué perdonar; acaso quien practica el dandismo intelectual o la vagancia libresca no se ha percatado de que no está sólo en el mundo y que los dos únicos actos de soledad que le serán permitidos son su nacimiento y su muerte. En verdad lo siento, pero entre esos dos actos dedicaré mis días a leer novelas inútiles: y que elmundo se venga abajo (donde ha vivido siempre). En una animada conversación, el filósofo Richar Rorty comentaba que la literatura estimula más nuestra imaginación moral que la filosofía, y lo hace porque no elabora principios ni sistemas para comprender las necesidades humanas, por el contrario, carece de un destino concreto. Si uno desea ahondar en la naturaleza del sufrimiento no pareceindispensable acudir a los filósofos morales profesionales, en todo caso lo primero que se hace es sufrir y después leer a Dostoiewski o a Stendhal. Ahora bien, cuando leo El Jugador no lo estudio en el sentido de volverme un observador minucioso que va en busca de un saber provechoso, lo leo con el deseo de abandonarlo cuando me sea aburrido o cuando me despierte antipatía, o simplemente cuando me...
tracking img