Ensayo horror economico de viviane

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1625 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Viviane Forrester escribe lo que ha estado pensando desde su corazón cargado de información y se muestra aterrorizada ante lo que hemos llegado, siguiendo los lineamientos de la cultura occidental y su caballito de batalla: la economía de mercados. En su obra, Forrester canta los dolores del desempleo y se resiste a creer que la indiferencia hipnótica en la que ha caído Occidente, que ya seexpande como peste por todo el planeta, nos vaya a dejar desbarrancar en los abismos de la miseria a la gran mayoría, por el beneficio solitario de una élite mundial.
Revista Numero
El derrumbamiento del trabajo, el pilar sobre el que se basa la economía occidental, ahora planetaria, es inexorable. Así lo exigen las leyes de la productividad y la competencia de la economía de mercado. Antes seluchaba contra la explotación, pero esa contienda ha dejado de tener sentido pues el trabajo desapareció y hoy se padece la exclusión, el no ser requerido para los procesos productivos, cada vez más automatizados.
Si resulta aterrador sentir la magnitud del drama del desempleo en los países llamados desarrollados, que enfrentan tasas que no superan el 10% de la población activa, ¿qué podemos sentir ennuestra patria en la que los niveles del desempleo son insuperables? Somos la vanguardia de los desesperados, nos ha tocado aprender el malabarismo de la subsistencia, ya somos trapecistas del hambre; en las ciudades se suceden como olas las filas de ingenuos y aturdidos desempleados en busca de un puesto de miseria, de una plaza para la humillación. Somos el laboratorio más cruel delneoliberalismo. El presidente del FMI y el director del Banco Mundial, su hermano de ganancias, hablan y todo el Estado se torna servil, indolente a la tragedia del pueblo que dice gobernar. Los organismos financieros internacionales han dado la orden de recortar masivamente los empleos en el Estado, con el fin de que logremos mejores niveles de miseria y tengamos con qué pagarles su descomunal deuda. Perosegún Forrester, esta masacre no bastará; también habrá que entregar los negocios más rentables del Estado a las multinacionales, que serán más eficientes, o sea que cobrarán más y lo harán con menos gente. ¡Viva el desempleo, hijo bastardo del progreso!
Todo el horror económico que se ve venir hasta ahora en Occidente, como se relata en este oportuno ensayo, hace ya años que viene sucediendo ennuestro continente, por lo que se puede deducir -sin necesidad de tantos estudios académicos- que si no se produce un viraje radical en el rumbo de los acontecimientos globales, la guerra y miseria de la gran mayoría, de casi todos, anegará el planeta y sólo algunas élites de los "detentadores de riqueza", recluidos en alucinantes sistemas de seguridad, podrían seguir viviendo, hasta dejar unplaneta exhausto, exprimido más allá del bagazo, para después, si pudieran, partir hacia otros planetas y así continuar la destrucción universal.
En este sentido la lectura de la obra de Viviane Forrester es muy valiosa para integrar elementos que nos permitan comprender mejor nuestra desesperada realidad y la vacuidad de las promesas de paz que no contemplan una variación radical de los principios deeconomía de mercado que privilegian el lucro y la productividad, y con esa lógica, no pueden evitar prescindir del trabajo humano remunerado con dinero.
El trabajo constituye el elemento de la civilización occidental que domina en todo el planeta.
La perpetuación del trabajo se ha convertido en un mito vinculado a nuestras sociedades, por lo que el desempleo significa una tortura para aquel quelo sufre ya que le supone sufrimiento.
El desempleado es visto por los demás miembros de la sociedad de una forma negativa debido a la abundancia de puestos de trabajo que existen, lo que produce en esa persona un fuerte sentimiento de vergüenza.
Los desempleados engendran un fuerte sentimiento de culpabilidad, acusándose de aquello de lo que son víctimas.
Se establece que para tener derecho...
tracking img