Ensayo la caridad en la verdad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1359 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La Caridad en la Verdad”
“La Caridad en la Verdad”
Ensayo
Fernando Cedeño Ruiz
Paralelo: 341
Ensayo
Ensayo
Fernando Cedeño Ruiz
Paralelo: 341
Ensayo

Introducción:

La caridad en la verdad es la principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad. La caridad es la vía maestra de la doctrina social de la Iglesia. En el ámbito social, jurídico,cultural, político y económico, se afirma fácilmente su irrelevancia para interpretar y orientar las responsabilidades morales. De aquí la necesidad de unir no sólo la caridad con la verdad, sino también en el sentido, inverso y complementario, de «caritas in veritate».

Desarrollo:

EL MENSAJE DE LA POPULORUM PROGRESSIO
La primera es que toda la Iglesia, en todo su ser y obrar, cuandoanuncia, celebra y actúa en la caridad, tiende a promover el desarrollo integral del hombre. Indicó en el desarrollo, humana y cristianamente entendido, el corazón del mensaje social cristiano y propuso la caridad cristiana como principal fuerza al servicio del desarrollo. Son argumentos estrechamente unidos con el desarrollo. La idea de un mundo sin desarrollo expresa desconfianza en el hombre y enDios. Esta visión del progreso es el corazón de la Populorum progressio y motiva todas las reflexiones de Pablo VI sobre la libertad, la verdad y la caridad en el desarrollo. El desarrollo humano integral supone la libertad responsable de la persona y los pueblos: ninguna estructura puede garantizar dicho desarrollo desde fuera y por encima de la responsabilidad humana. También esto es vocación, encuanto llamada de hombres libres a hombres libres para asumir una responsabilidad común.

EL DESARROLLO HUMANO EN NUESTRO TIEMPO
Pablo VI tenía una visión articulada del desarrollo. El desarrollo económico que Pablo VI deseaba era el que produjera un crecimiento real, extensible a todos y concretamente sostenible.
Hoy, el cuadro del desarrollo se despliega en múltiples ámbitos. Los actores ylas causas, tanto del subdesarrollo como del desarrollo, son múltiples, las culpas y los méritos son muchos y diferentes. En los países ricos, nuevas categorías sociales se empobrecen y nacen nuevas pobrezas. Lamentablemente, hay corrupción e ilegalidad tanto en el comportamiento de sujetos económicos y políticos de los países ricos, nuevos y antiguos, como en los países pobres. Al mismo tiempo, enalgunos países pobres perduran modelos culturales y normas sociales de comportamiento que frenan el proceso de desarrollo.
El desarrollo necesita ser ante todo auténtico e integral. Estos procesos han llevado a la reducción de la red de seguridad social a cambio de la búsqueda de mayores ventajas competitivas en el mercado global, con grave peligro para los derechos de los trabajadores, para losderechos fundamentales del hombre y para la solidaridad en las tradicionales formas del Estado social. Como consecuencia, se producen situaciones de deterioro humano y de desperdicio social.
En el plano cultural, las diferencias son aún más acusadas que en la época de Pablo VI. El eclecticismo y el bajo nivel cultural coinciden en separar la cultura de la naturaleza humana. Al mismo tiempo, nose debería descuidar la cuestión de una reforma agraria ecuánime en los países en desarrollo. Es importante destacar, además, que la vía solidaria hacia el desarrollo de los países pobres puede ser un proyecto de solución de la crisis global actual, como lo han intuido en los últimos tiempos hombres políticos y responsables de instituciones internacionales.

FRATERNIDAD, DESARROLLO ECONÓMICO YSOCIEDAD CIVIL
La caridad en la verdad pone al hombre ante la sorprendente experiencia del don. El ser humano está hecho para el don, el cual manifiesta y desarrolla su dimensión trascendente. 89]
Al ser un don recibido por todos, la caridad en la verdad es una fuerza que funda la comunidad, unifica a los hombres de manera que no haya barreras o confines. Pero la doctrina social de la Iglesia no...
tracking img