Ensayo la tregua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2077 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA TREGUA
(Autor: Mario Benedetti)

Historia relatada por Martín Santomé, uno hombre próximo a cumplir 50 años, viudo con tres hijos: Esteban, Blanca y Jaime. Por su obsesión por el trabajo no tiene buena relación con ellos. Con el paso de los días el va registrando sus vivencias en un diario, el único momento en el cual es realmente honesto, en el cual se abre y se muestra tal cual es, lo quepiensa, lo que siente, sus miedos, sus dudas, en fin: su vida, tonta, triste, aburrida y rutinaria… pero al fin y al cabo su vida.
La primera entrada en su diario hace referencia a la fecha del 11 de febrero de 1959. Su jubilación esta próxima, ahora su atención se enfoca en descifrar que es lo que hará en su tiempo libre, ya no habrá más trabajo, más oficina, mas nada de eso que lo ha consumidodurante años y que ha sido responsable del distanciamiento con su familia.
¡Ahora que lo menciono!, ¡su familia!, no se si así se le pueda llamar, esta se había desmoronado desde hace mucho; Esteban discutía constantemente con el, Jaime aunque es su hijo varón preferido, es demasiado discreto con sus cosas, es como si fuera un extraño con el que comparte un techo, como si algo escondiera yBlanca aunque es la que mas se parece a él, le preocupa ya que su semblante es triste y agobiado, y aparte de sus problemas se le suma el hecho de que tenga que fungir como responsable de un hogar desunido.
Su viudez podría ser una de las principales causas de ello, pero para ser sinceros no es así, cuando Isabel falleció, él tenia 28 años, una edad en la que fácilmente pudo haber retomado suvida, era fuerte, joven e inteligente, pero no fue así. Martín tiene un mundo gris, como ya lo dije en un principio gracias a la rutina, se ha vuelto como una maquina, que sabe cuales serán sus funciones hoy, mañana y el día siguiente… pero todo esto cambia el día que a la oficina donde labora ingresan siete empleados nuevos, entre ellos una joven trabajadora, entregada, la cual desde el primermomento que ve causa una extraña atracción en el.
Laura Avellaneda; es el nombre de la chica, pero el solo la llama por su apellido, en el transcurso de los días el va notando que es la única realmente eficiente, la única incorporada que realmente había valido la pena, y eso que el siempre sostuvo que las mujeres habían sido creadas para desempeñar cualquier actividad, excepto para los números ya queesto, les tocaba a los hombres, ¡por algo quienes llevan el dinero a casa son ellos!
Tal vez esto fue el detonante que hizo que despertara su interés por ella, pero se rehúsa a asumirlo, por miedo al rechazo, o quizás por temor a parecer ridículo ya que por su edad incluso podría ser su hija. Ella por su parte tiene una relación sentimental con un tipo del cual no habla mucho, al parecer no esfeliz con el.
La confianza pronto surge entre ellos y Avellaneda le comenta que el noviazgo que mantenía había terminado, Santomé se siente alegre con esto, como si una pequeña esperanza surgiera.
Se decide a provocar un encuentro que para ella pareciera casual, Laura acostumbra acudir a una cafetería, ¿Qué mejor lugar para que pudiese platicar con ella y confesarle lo que sentía?
Dicha esperanzacomenzaba a esfumarse, ya que por coincidencia o por destino Avellaneda no apareció en los diez posteriores días, en cada mujer que se acercaba sentía que la podía ver, pero al estar mas cerca dicha imagen desaparecía, no era ella, no era esa chica de rasgos suaves y ojos serenos.
Hasta que por fin la suerte favorece a este hombre triste con vocación de alegre, ella estaba frente a el, comodispuesta a escuchar sus sentimientos, que después de todo resultaron correspondidos.
Ella lo hace sentir seguro, lo motiva a que desaparezcan los fantasmas que lo acechan sobre la diferencia de edad, ya que eso que tenían, ese “Lo nuestro” era verdadero, era real.
Durante la relación con Avellaneda fue inevitable compararla con su fallecida esposa: Isabel, ¡le resultaban tan distintas!, esta...
tracking img