Ensayo la vejez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (509 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA VEJEZ

En los primeros cuarenta años de vida nos dan el libro, los treinta siguientes el comentario.

A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta un león; a los cuarenta uncamello; a los cincuenta una serpiente; a los sesenta un perro; a los setenta un mono; y a los ochenta, solamente una voz y una sombra.

Después de millonésimos días se descubre a la luz públicatodo lo que ahora está oculto, y encubre y esconde todo lo que en este momento brilla con esplendor.

La vejez es como el Amor. No puede ser ocultada aun cuando se disfrace doscientas veces con losropajes de la juventud.

La vejez abate el orgullo de los hombres y los humilla o los vuelve humildes, así al cuadrigentésimo intento por creer que nunca envejecen se vean un poco jóvenes con veintecirugías.

Cuando la muerte se aproxima, los viejos, decepcionados de la vida, encuentran que la vejez no es ya una carga.

Todos los hombres abrigan la esperanza de vivir larga vida y llegar aser viejos, y sin embargo la vejez los asusta.

La vejez comienza a los cincuenta y seis años y se procesa luego en períodos septenarios que nos conducen hasta la decrepitud y la muerte.

Latragedia más grande de los viejos estriba, no en el hecho mismo de ser viejos, sino en la tontería de no querer reconocer que lo son y en la estupidez de creerse jóvenes como si la vejez fuera un delito.Los viejos viven en el pasado. Los viejos son el resultado de miles de ayeres. Los ancianos ignoran totalmente el momento en que vivimos. Los viejos son memoria acumulada.

Cuando las pasioneshan muerto en forma radical, total y definitiva, queda uno libre no de un amo, sino de muchos amos.

El hombre encanecido en la Sabiduría, el anciano en el saber, el señor del Amor, se convierte dehecho en el faro de luz que guía sabiamente la corriente, de los innumerables siglos.

Pongo de ejemplo la historia de un hombre llamado Jesús Antonio Ocampo Valle que en su octogésimo primer año...
tracking img