Ensayo marbury vs madison

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4766 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
(SENTENCIA MARBURY VS MADISON)
MARBURY VERSUS MADISON: EN LOS ORÍGENES DE LA SUPREMACÍA CONSTITUCIONAL Y EL CONTROL DE CONSTITUCIONALIDAD

Marbury versus Madison es probablemente el caso más famoso del constitucionalismo moderno. Todos los manuales de derecho constitucional de los Estados Unidos comienzan con su exposición para explicar el significado de la Constitución de ese país. Pero elinterés del caso va más allá del constitucionalismo norteamericano y se instala en la discusión sobre el lugar que debemos dar a la Constitución dentro del sistema jurídico.

En realidad el caso Marbury no se refiere, como podría parecer, a una cuestión de derechos fundamentales, sino más bien a una de las posibles vías para garantizar –para hacer efectiva- la Constitución. Es decir, Marbury tratade un asunto de teoría general de la Constitución (la supremacía constitucional) y de teoría de derecho procesal constitucional (el papel de los jueces ante las leyes inconstitucionales).

El primer antecedente contextual que debemos analizar para entender el sentido de la sentencia Marbury tiene que ver con su gran protagonista: John Marshall, presidente en ese entonces de la Corte Suprema delos Estados Unidos y considerado de forma unánime por la doctrina constitucional norteamericana como el mejor juez que la Corte ha tenido en toda su historia.

Su camino a la Suprema Corte se comienza a preparar en diciembre del año 1800, cuando el tercer presidente de la Corte, Oliver Ellsworth, renuncia al cargo. El Presidente de los Estados Unidos, John Adams, nombra entonces a John Jay parasustituirlo; Jay –que era el autor de algunas páginas de El Federalista- ya había sido el primer Presidente de la Corte, entre los años 1789 y 1795. Jay terminó no aceptando el cargo. Adams consideró entonces que el nombramiento debía recaer en Marshall, que en ese momento ocupaba el cargo de secretario de Estado en el gobierno federal (equivalente al cargo que en México denominamos como“Secretario de Relaciones Exteriores”). Con ese nombramiento Adams intentaba escapar al fuego cruzado que se estaba librando entre el partido federalista y el anti-federalista. El 27 de enero de 1801 el Senado ratificó el nombramiento de Marshall y el 4 de febrero tomó posesión de su cargo. Un dato quizá curioso es que Marshall desempeñó durante un mes el cargo de presidente de la Corte y de secretario deEstado simultáneamente (más adelante veremos que en esta doble tarea tuvo su origen remoto el caso Marbury versus Madison). La renuncia a la secretaría de Estado para dedicarse de tiempo completo a la Corte ocurre cuando el nuevo Presidente, Thomas Jefferson, toma posesión de su cargo el 4 de marzo de 1801.

La relación entre Jefferson y Marshall estuvo marcada durante muchos años por una granrivalidad, posiblemente derivada del enorme talento de ambos y de su sentido de la trascendencia histórica, lo que los hacía enfrentarse en repetidas ocasiones.

Un dato que ha llamado la atención de varios historiadores es que Marshall, en la primera sesión de la Corte a la que acude como Presidente, se viste con una toga completamente negra, mientras que sus colegas utilizaban modelos copiados delos jueces ingleses, que incorporaban diversos colores. A partir de la segunda sesión todos sus compañeros lo imitaron y desde entonces la toga negra no ha dejado de usarse en la sala de la Corte Suprema de los Estados Unidos; muchos países, sobra decirlo, siguieron con el tiempo su ejemplo.

Cuando Marshall toma posesión como Presidente de la Corte el poder judicial era por mucho la rama degobierno menos respetada y la más débil. Además, la posición política de Marshall era especialmente complicada, ya que tenía enfrente a un Presidente de los Estados Unidos del partido rival y un congreso que también estaba dominado por el Partido Republicano.

¿Cómo es que con esos antecedentes pudo Marshall no solamente imponer sus criterios jurídicos, sino lanzar a la Corte de los Estados...
tracking img