Ensayo sacramentinos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (802 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Presagio
En mi casa todos lo sabíamos, era un secreto a voces entre nosotros, su padre me lo había dicho meses antes, pero prohibió decírselo. Ivo, le decíamos, de cariño, su nombre era Ivano, unjoven alegre y deportista. Su padre, de nombre Nolasco era un economista creyente en esoterismos los cuales su familia detestaba. La señora Luz, reconocida en el ámbito de cartas de Tarot, le dijo queIvo moriría en un tiempo más de un infarto, lo que no se especificaba era la razón, podía ser una mala noticia o una enfermedad cardiaca. Nolasco, fiel a estas predicciones, se fue asustado en su autoa un bar y ahí bebió toda la noche hasta que el local cerró. Fueron meses de angustia, consultó sicólogos, especialistas, pero nadie le dio en el clavo. Entonces la única salida a ese secreto quellevaba era comenzar a conversarlo con la familia, primero fue Augusta, la madre de Ivo, luego María Pilar, la tía, más tarde Jacinta y Gracia, amigas de la familia. Todos ellos ya sabían el destino yfecha de su muerte. Por supuesto nadie podía decírselo; Ivo no podía enterarse de aquello. El plan era idear momentos perfectos, experiencias que lo incluyesen a él como único protagonista. Teresa, sunovia, hacía pocas semanas también sabía la noticia, por lo que su preocupación empezó a aumentar y finalmente optó por participar del plan de la familia. Saber que moriría y que no había vuelta atrás,convertía las relaciones en un ambiente hostil y frío. Durante esos agónicos meses viajaron, cenaron todas las noches formalmente, hubo fiestas en su honor, regalos sorpresas, saludos de preocupacióninesperados y muchas visitas médicas, todos quienes fueron sus cercanos, estaban interesados en él. El joven deportista nunca sospechó nada, la muerte lo estaba esperando ansiosamente y su familia conuna tristeza vestida de alegría aguardaba el momento. Se acercaban los días y comenzaban las palabras de despedida como: “Hijo, quiero que sepas que siempre te querré” o “Sobrino, eres lo más...
tracking img