Ensayo sobre el hambre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo sobre el hambre.
¿Qué hay tras la esperanza? Aquello de lo cual la esperanza humana es su mera sombra, esto es, la verdad.

Déjame explicarlo más claramente.

El hambre, la capacidad de degustar, la debilidad causada por la hambruna, el placer al comer, todos estos, se deben al hecho de que la comida existe, y a su estrecha relación con nuestra sustentabilidad. En un sentido, eltener hambre (un hambre física, no conceptual), este primer nivel de vacío, de deseo de satisfacción, de capacidad y necesidad para satisfacerlo, nada sería, incluso no existiría si la comida no existiera en nuestra realidad. Pero como existe y parte de nosotros se debe a ella, la esperamos. El hambre (moderada o desesperada en tiempos de guerra) es esa esperanza (en una metáfora muy vaga).

Si nohubiera comida, el hambre no existiría.
La comida -siguiendo esta misma línea de pensamiento-, es una imagen de otra cosa más grande, viene a ser su sombra. El comer es la sombra patética de la saciedad, una que es inalcanzable en el plano terreno, dado que siempre debemos de seguir comiendo para vivir. El estado alcanzado al saciar nuestra hambre sólo permanece por un momento, largo o corto, quenos hace saber de manera velada lo que se siente estar en independencia; ser humano inmortal con la panza llena.

Ese conocimiento de inmortalidad -que es muy vago-, nos remite a una verdadera inmortalidad total del individuo. Una inmortalidad que se nos presenta como un mero esbozo, como una sospecha, como un deseo que se traduce en el 'nunca volver a tener hambre'. De ahí se desprende laexistencia del principio verdadero que sustenta el hambre en si: “El hombre, en un plano ajeno a este, será saciado para siempre”. Esa es la verdad.

La espera en pos de ese momento eterno es lo que hay escondido tras cada bocado

Pero en el caso que nos incumbe, el hambre, también gozamos de mecanismos de supervivencia. Si dejamos de comer, lo primero que se queman para obtener energías son lasgrasas. Cuando se terminan, se empiezan a reducir los tejidos conjuntivos y las fibras musculares. Se puede adelgazar muchísimo y seguir con vida, como saben bien las anoréxicas y las bulímicas, quienes gozan de una espléndida figura raquítica que nos recuerda a la muerte. De este modo se acaba la carne, quedando una fina capa que se ciñe a los huesos, lo único duro y verdadero de nosotros, lo quetarda en desaparecer. También se reducirán los órganos vitales, dando prioridad en el suministro a los genitales, por razones obvias; al hígado, por realizarse allí todos los procesos metabólicos; y sobre todo, absorbiendo todo lo mejor de lo que poco que pueda ingerir el pobre hambriento, el cerebro. El cerebro, la capacidad pensadora que gobierna todo lo demás, permanece íntegro aun a costa de lamuerte de cualquier otro tejido.
Hay quien dice que el hambre agudiza el ingenio. No lo creo así. Es cierto que en una situación tan crítica se tienen ocurrencias insospechadas, pero sólo dentro del ámbito del egoísmo, para obtener la supervivencia individual. Pero para descubrir algo importante mediante el pensamiento, es necesario tener todas las necesidades básicas cubiertas.

Qué entiendespor meditación silenciosa o meditación en silencio?
Entiendo por meditación todo intento por interiorizar la mirada.
En este ir hacia lo profundo, concentrando el interés en busca de cierta unificación interior, suele darse el acceso a un espacio tiempo de silencio, el cual resiste toda descripción; pero que sin embargo pudiera traducirse como “aquel lugar en el que todo se comprende, en elque los opuestos se ven conciliados y en donde la Presencia de Dios se hace claramente perceptual”.

¡Necesitamos silencio!

Rómulo Emiliani
Monseñor
En este Mensaje al Corazón en el día de hoy le decimos: ¡Necesitamos Silencio! Sí necesitamos silencio en nuestras vidas para poder vivir a plenitud. Necesitamos silencio en nuestros corazones para contemplar las maravillas que nos rodean: la...
tracking img