Ensayo sobre fedro de platon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2044 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Esto es, pues muchacho, lo que debes meditar, comprendiendo que la amistad de un enamorado, nunca nace unida a la buena intención, sino como la afición por un manjar, por mor de la saciedad: tal como el cordero al lobo el amante ama al mancebo.”
De esta manera y más pronto de lo esperado por Fedro, concluye Sócrates su primer intento por presentar de una manera más solida y mejorestructurada que Lisias, su parecer, haciendo mejor uso de la palabra y buscando no tropezar en los mismos argumentos pintados de otros modos por diversas palabras, en el tema concurrido que es el de: “¿se debe o no favorecer al No-enamorado, por encima de quien lo está?”..

Es necesario aclarar desde este punto que lo que buscaba Sócrates no era desvirtuar la perspectiva que tenía en torno al mismotema Lisias, sino más bien, y tal vez haciendo una interpretación algo osada de la psiquis de Sócrates, demostrar delante de Fedro una mayor virtud en sí mismo para exponer haciendo uso de la palabra en menoscabo de la de Lisias, cómo debía de referirse un buen orador al respecto de este tema, pero a la vez disfrazando esta como inspirada de musas, seguramente de manera inconsciente de formatal que dicha virtud o mejor, la intención de exponerla se hace incluso desconocida para él mismo.

Puedo decir tal cosa a cerca del primer discurso puesto que después de haberlo proferido, su magnánimo autor y mientras es adulado por su compañero que fue quien lo presionó en un principio para hablar>, cree haber incurrido en una falta ante los dioses y siente en si la carga de que, en subúsqueda por ser oído y reconocido, ha sido vencido por la necesidad humana de sonar convincente aún careciendo de verdad o de justicia en lo sentenciado por sus labios. Y como es menester para quien ha sido instado por la deidad, si es que en ella se cree, o por su mismo criterio imparcial y tendiente a la bondad, o a servir para las almas expectantes lo que subjetivamente pero muy éticamente leparece mejor, avanza él hacia una exposición mucho más deliciosa a mi gusto y más emotiva acerca de la locura del enamorado, esta vez no vituperando esta como originada en la maldad en la envidia y en un estado crítico del humano, sino refiriendo esta como un
elemento puesto por los dioses, enviado para hacer ahondar al ser en la búsqueda de su libertad y la sensibilidad de su propia alma.
Estaacepción nueva en torno al mismo tema antes debatido es sin lugar a duda el elemento que conduce a Fedro y Aristóteles a indagarse en qué cosas buenas y malas se incurre al hacer uso de la palabra delante de las masas transformando el criterio de estas. Es bien sabido que el sabio o el que aparenta serlo de la manera más convincente es quien conduce por determinada senda al ser humano, y dado que enel pensamiento platónico existe esa tendencia a la bondad y a escrutar lo más provechoso objetivamente para el ser humano, se envuelven entonces en una conversación acerca de lo que debería ser y es el arte de la palabra.

Pero antes de involucrarme de lleno con este aspecto del diálogo, quisiera dedicar unos cuantos párrafos a analizar los argumentos que esgrime Sócrates al sentenciar de vagoel discurso de Lisias y a analizar grosso modo la forma en cómo este estructuró su propio matiz del tema.

Una vez Fedro concluye la lectura del discurso de Lisias le pregunta a Sócrates: “¿crees que algún otro griego puede decir cosas mejores en calidad y mayores en cantidad sobre el mismo tema?”. Ante lo cual la respuesta de Sócrates pone el primer punto a destacar al momento del discurso,el responde así: “¿y qué? ¿Debemos alabar nosotros, tú y yo, el discurso también en el sentido de que su compositor ha dicho lo debido, y no solo en aquel otro de que cada una de sus palabras ha sido torneada con exactitud?., de esta forma nos revela Sócrates la diferencia tan tajante que existe entre el articular de manera adecuada las palabras para hacerlas sonar melodiosas y encantadoras, y...
tracking img