Ensayo sobre la ceguera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1084 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Organizaciones criminales, sociedad y gobierno
José Saramago nació en Azinhaga, Santarém, Portugal el16 de noviembre de 1922 y falleció en Lanzarote, provincia de Las Palmas, España el 18 de junio de 2010. Fue un escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo. A principios de su carrera fue muy criticado y le decían el autor tardío porque se tardaba muchos años en escribir susobras.(MundoLatino) . Es un escritor contemporáneo, es decir que vivió nuestros tiempos, es decir un mundo globalizado y comunicado. Escribió muchas obras, entre ellas están Ensayo Sobre La Ceguera escrita en 1995 y Las Intermitencias de la Muerte escrita en 2005 estas obras hablan de cómo se vive en un país, pero las dos novelas tienen varias similitudes, una de ellas es que al país le sucede cosas extrañaso paranormales que interfieren con la vida normal de las personas, en el libro Ensayo Sobre La Ceguera toda la gente del país se empezó a volver ciega y en el libro Las Intermitencias de la Muerte la gente deja de morir. Otra similitud que sucede es que en las dos novelas se forman organizaciones criminales que interfieren con las decisiones del gobierno y de la sociedad. En las obras Ensayo sobrela ceguera y Las intermitencias de la muerte del autor José Saramago demuestra como las organizaciones criminales afectan las decisiones actuales y futuras del gobierno, y la sociedad y su integridad a tal grado que les provoca deshacerse de ellas a cualquier costo. Un gran caos se vive en las dos novelas pero al final todo vuelve a la tranquilidad y la paz vuelve a reinar.
A lo largo de las dosnovelas se forman organizaciones criminales, estas se forman para salir beneficiados a costa de los problemas de la sociedad como en el libro Ensayo Sobre La Ceguera, que se forma la “sala de los malvados” que se aprovecharon de su poder para quitarle a los ciegos los productos necesarios para subsistir. “Ya no hay vuelta atrás, a partir de hoy seremos nosotros quienes nos encargaremos de lacomida, están avisados todos, y que no se les ocurra a nade salir a buscarla, vamos a poner guardias en esa entrada y al que se acerque las va a pagar, de aquí en adelante la comida se vende” (Saramago 182). Los ciegos estaban hartos y ya no tenían esperanza que en el futuro se curarían y volviera todo a la normalidad, los malvados corrompieron tanto a los demás ciegos que decidieron deshacerse deellos. La mujer del medico estaba tan corrompida que decidió asesinar al líder de la sala de los malvados, “Las tijeras se enterraron con toda la fuerza en la garganta del ciego, girando sobre sí mismas, lucharon contra los cartílagos y los tejidos membranosos, luego siguieron furiosamente penetrando hasta ser detenidas por las vertebras cervicales” (Saramago 244). La mujer que no podía dormir teníatanta hambre y estaba tan desesperada que decidió quemar la sala de los malvados. Esto demuestra que la sociedad al ser corrompida por organizaciones criminales hace lo que sea para deshacerse de ellos a cualquier costo, no importa si tienen que asesinar.
La organización criminal que se forma en el libro Las Intermitencias de la Muerte es la Maphia. El gobierno quería deshacerse de ellosporque estaban interfiriendo con las relaciones diplomáticas con los países colindantes, “Presionado por los gobiernos de los tres países limítrofes, el primer ministro decide llegar a un negocio con la maphia.” (Saramago 62). Al no obedecer las ordenes del gobierno, estos deciden romper sus valores y su ética para negociar con la Maphia para quitarse la presión de los países colindantes y tratar desalvar la integridad de los vigilantes porque estaban siendo atacados por dicha organización para llevar acabo su cometido y los estaban llevando a un futuro de sufrimiento y de dolor al vigilante y a su familia, “La respuesta que la Maphia comunicó al gobierno se dividía en dos puntos: A: el numerus clausus no seria de veinticinco porciento sino de treinta y cinco, punto B: la Maphia exigía el...
tracking img