Ensayo sobre la naturaleza y su cambio

ENSAYO SOBRE LA NATURALEZA Y SIGNIFICACIÓN DE LA CIENCIA ECONÓMICA

PROLOGO A LA PRIMERA EDICIÓN

La finalidad de este ensayo es doble. En primer lugar, pretende definir conceptos respecto al contenido de la Ciencia Económica y a la naturaleza de las generalizaciones que la constituyen. En segundo término, trata de explicar las limitaciones y la significación de estas generalizaciones tantocomo guía para interpretar la realidad cuanto como base de prácticas políticas. En la actualidad, una vez expuestos los problemas con claridad y después de sesenta años de adelantos teóricos, no hay ya motivo para que surjan diferencias graves de opinión. Pero, porque no se han expuesto, hay confusión en muchas partes y prevalecen ideas falsas respecto de las preocupaciones del economista y lanaturaleza y alcance de su competencia; de donde resulta que desmerece la reputación de la Economía y no se aprovecha plenamente el conocimiento que otorga. Este ensayo procura remediar esta deficiencia, poner en claro lo que discuten los economistas y lo que puede esperarse realmente de sus discusiones. Así, por una parte, puede considerarse como un comentario sobre los métodos y los supuestos de lateoría pura y, por otra, como una serie de prolegómenos a la aplicación práctica de la Economía.

Dado el objeto de este ensayo, es preciso hablar de generalidades. Mas en todo él he procurado mantenerme lo más cerca posible de la realidad. He descartado los refinamientos filosóficos por considerar que quedan fuera del campo en que creo tener competencia profesional; y he fundado misproposiciones en la práctica de las mejores obras modernas que tratan de la materia. En un estudio de esta naturaleza, escrito por un economista para sus colegas, creí preferible exponer con fuerza mi tesis mediante continuas referencias a la solución aceptada de ciertos problemas y no elaborar, de la nada, una teoría de lo que debería ser la Economía. A la vez, he tratado de ser breve. Me he propuestosugerir un punto de vista más bien que entrar en grandes detalles. Por ello, me pareció conveniente ser conciso aun a costa de sacrificar mucho material que había reunido. Mas espero publicar más tarde una obra sobre Teoría Económica general en que ampliará y ejemplificará aún más los principios que aquí expongo.

No pretendo que mis puntos de vista sean originales. Me aventuro a esperar que hayalogrado dar mayor fuerza expositiva a uno que otro punto no siempre explicado con claridad. Pero, en general, he querido exponer, lo más sencillamente posible, proposiciones que son propiedad común de la mayoría de los economistas modernos. Debo mucho a las conversaciones que he sostenido con mis colegas y alumnos de la Escuela de Economía de Londres. He indicado en las notas las demás deudas quereconozco; no obstante, desearía reconocer una vez más mi deuda especial para con el profesor Ludwig von Mises, a través de sus obras, y el finado Philip Wicksteed, a través de su Commonsense of Political Economy. Las innumerables citas que he hecho de estas obras reflejan en forma muy imperfecta la ayuda general que me han prestado.

LIONEL ROBBINS
The London School of Economics,
Febrero de1932.

PROLOGO A LA SEGUNDA EDICIÓN

Aunque hace algún tiempo que se encuentra agotada la primera edición de este ensayo, parece que aún se le solicita. Me he valido, por tanto, de la resolución del editor de reimprimirlo para hacer algunos cambios y mejoras que aconseja la experiencia habida desde su primera versión.

Al corregir la obra no me ha sido preciso modificar en forma importante sutesis general. Las críticas han tendido a centrarse sobre mi afirmación en el capítulo vi de que las comparaciones interpersonales de la utilidad carecen de validez científica. Me temo que, sin el menor deseo de ser intransigente, aquí o en otro lado, aún no se me convence en absoluto. Sostuve que la agregación o comparación de las distintas satisfacciones de distintos individuos entrañan juicios...
tracking img